Formativo

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, la Fundación REDMADRE reivindica el amparo de la maternidad para el buen funcionamiento de la sociedad; por ello pidió acoger, ayudar y acompañar a las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad que quieren llevar a término su embarazo.

Amaya Azcona, directora general de fundación REDMADRE aseguró que “aún no existe un marco legal adecuado para la protección del derecho de la embarazada a ser madre, derecho que es una proyección de su personalidad”.

Según informan en un comunicado, en España hay miles de mujeres que cada año, tras ser abandonadas por su entorno cercano y por el Estado, se ven empujadas a poner fin a su maternidad.

Azcona insistió en que “ayudar a una mujer en su maternidad es trabajar por el bien común. No se construye una sociedad estable sin apoyar a sus miembros más débiles”.

Por eso, la directora general de REDMADRE recordó que actualmente “no existe aún una Ley de apoyo a la maternidad, cuyo objetivo sea configurar un marco legal adecuado para la protección del derecho de la embarazada a ser madre, que es una proyección del derecho de la mujer al desarrollo de su personalidad”.

“Ante la pasividad del Estado, la sociedad tiene la obligación de promover leyes de apoyo a estas mujeres”, afirmó.

Desde la Fundación REDMADRE aseguraron que la maternidad merece un apoyo e impulso del que actualmente se encuentra privada e insistieron en que “en estos días en que las sociedades de todo el mundo están alzando la voz para luchar por los derechos de la mujer, pedimos que también griten alto en favor de las que son madres.

En ese sentido reivindicaron que se ayude a las mujeres a acceder a puestos de trabajo y se les facilite compatibilizar su vida familiar con su vida laboral, así como a resolver las circunstancias adversas que las rodean desde el inicio del embarazo, que es cuando surgen las dudas, las presiones y la toma de decisiones irrevocables que marcarán toda su existencia.

Azcona también aseguró que “cuando una mujer ve que el camino de las dificultades se le despeja, aunque sea mínimamente, y se encuentra con apoyo emocional y acompañamiento humano, decide continuar con el embarazo, que es lo que en su corazón quiere hacer”.

En el comunicado, esta fundación también ha recordado que la maternidad es un bien personal y social, que dota a la mujer de capacidades que aumentan su rendimiento y que su condición de madre resulta primordial para el desarrollo de la sociedad.

Por eso animan a construir una sociedad amable con la maternidad.

“Aquellas mujeres que son madres merecen el aplauso de la colectividad por todo lo que aportan a la sociedad y por ejercer esta función –en ocasiones- en un entorno que se presenta hostil y en el que, a pesar de todo, luchan incansablemente para salir adelante”, aseguran en el comunicado.

POR BLANCA RUIZ 

Fuente:aciprensa

La costumbre, la cultura religiosa, los años de celebrar una y otra vez los mismos misterios pudieran, sin querer, hacernos vivir la Pasión del Señor como una efeméride más, como una simple conmemoración religiosa, rica en simbolismos y llena de contenidos, pero que poco tiene que ver con nosotros. Sí, sabemos que Cristo murió en la cruz, pagó en su carne con sufrimientos que no merecía y lo hizo por amor, pero saberlo no es lo mismo que vivirlo.

Esa es la parte teórica y doctrinal que todo buen católico debería tener claro y el motivo principal para valorar la Pasión del Señor con una especial devoción. De ahí nacen piedades como el rezo del Vía Crucis, pues lo que ocurre ahí es algo grande, pero, ¿te has puesto a pensar que hemos sido nosotros quienes lo clavamos en la cruz, lo escupimos, lo azotamos, le negamos un trago de agua, no reímos de sus padecimientos y lo hacemos a diario cada vez que despreciamos su sacrificio? Somos uno más, en medio de la horda que lo torturó y le dio muerte.

«Debemos considerar como culpables de esta horrible falta a los que continúan recayendo en sus pecados. Ya que son nuestras malas acciones las que han hecho sufrir a Nuestro Señor Jesucristo en suplicio de la cruz, sin ninguna duda los que se sumergen en los desórdenes y en el mal «crucifican por su parte de nuevo al Hijo de Dios (Hb 6,6)» (CEC 598).

Por eso, con profunda devoción, quiero invitarte a mirar sus heridas, esas heridas que le hicimos, esas heridas que nos correspondían a nosotros, y que nos demos la oportunidad de permitir que nuestro corazón se transforme por su amor.

«Él llevó sobre la Cruz nuestros pecados, cargándolos en su cuerpo, a fin de que, muertos al pecado, vivamos para la justicia. Gracias a sus llagas, ustedes fueron curados» (1 Pedro, 2, 24).

Eso son sus llagas, no solo un castigo físico sino también una gran carga espiritual inimaginablemente grande, dolorosa al extremo y que nadie más que Jesús podía aliviar, pues «ningún hombre, aunque fuese el más santo, estaba en condiciones de tomar sobre sí los pecados de todos los hombres y ofrecerse en sacrificio por todos» (CEC 617).

1. Sus pies sangrantes

1 1 1 496x310

Sus pies, en una incómoda posición (una que no podríamos mantener ni siquiera en la mejor de las condiciones por más de un par de minutos) soportan el peso de su cuerpo apoyado en un pequeño trozo de madera. Están clavados, uno encima del otro, no solo portan una herida física (piel llagada y huesos rotos) sino que son un signo de la dureza del caminar en nuestras vidas. Dureza en la dificultad de la vida misma, del empinado caminar que muchas veces nos toca vivir y que Jesús quiere aliviar poniendo sus propios pies para recibir el castigo. Sus pies sangrantes alivian los nuestros, sostienen no solo su cuerpo que pende de la cruz, sino que nos sostienen a nosotros. Las heridas que nos ha causado el duro camino de la vida son mucho menores, se alivian mucho más rápido y son menos llevaderas de lo que realmente serían, si Jesús no hubiese puesto sus pies en el lugar que correspondía a los nuestros.

2. Sus manos clavadas

2 2 500x300

Cuantos luchan por una oportunidad, por una mínima posibilidad, un atisbo de esperanza pero ven sus manos clavadas. Enfermos, pobres, migrantes y muchos otros que, en la plenitud de sus capacidades se ven clavados en una cruz, sin poder mover sus manos. Otros, viviendo el servicio, la entrega, la renuncia a sí mismos ofrecen sus manos para aliviar a otros. Familias que cuidan a sus enfermos, padres que luchan por llevar comida a sus hijos, profesionales que dan todo por aquellos a quienes sirven, religiosos que ofrecen sus vidas por cuidar almas. Manos cansadas, extendidas, sufrientes. Jesús toma el lugar de esas manos, ofrece las suyas para aliviar el dolor de aquellos que se sienten crucificados con Él y de aquellos que en el servicio, muchas veces obligado, sienten el dolor de los clavos.

3. Su costado traspasado

3 2 496x310

Hay dolores y dolores. Sin duda hay algunos que dan vueltas en nuestra cabeza y no nos dejan en paz, pero hay unos que se quedan en el corazón y no salen de ahí, que nos cambian la vida, que nos desaniman y quitan las ganas de continuar viviendo. Esos dolores por haber perdido a un ser amado, por haber desaprovechado la vida, por haber destruido; ese dolor que impide mirar una luz de esperanza, ese dolor que nos desgarra el corazón.

El costado traspasado, injustamente clavado por la lanza hasta su corazón, sufre nuestros dolores, acoge nuestras penas (no solo nuestras culpas y pecados) sino que hay en él un lugar para todos nuestros padecimientos. Su costado traspasado no solo recibe un inmerecido castigo, sino que de él brota para toda la humanidad un río de esperanza y consuelo: sangre y agua. Su sacrificio en la sangre, una nueva oportunidad de purificarnos en el agua.

4. Coronado de espinas

4 1 1 500x300

Hay un simbolismo plasmado en la corona de espinas. Cuando Adán y Eva pecaron, trayendo el mal y la maldición al mundo; y el castigo que Dios da a la humanidad a causa de este pecado es: «Maldito sea la tierra por tu culpa. Con fatiga sacarás de él tu alimento todos los días de tu vida. Él te producirá cardos y espinas y comerás la hierba del campo» (Gn 3, 17b-18).

Los soldados romanos que sin querer, tomaron un objeto de maldición y lo ajustaron como una corona para aquel que vino a liberarnos de toda maldición y castigo. Su corona tiene una doble función. Jesús es realmente un rey, coronado de espinas, y al mismo tiempo es humillado y se burlan de Él junto con causarle dolor. La corona de espinas, aunque dolorosa, es por sobre todo humillante; por eso Jesús acepta ser humillado, poniendo su frente, su rostro abofeteado por todos aquellos que deben sufrir la humillación.

Aquellos que viven lejos de su patria, escapando, buscando oportunidades para sus familias; aquellos que viven en la pobreza, en un círculo vicioso que no les permite salir de ella sin importar su esfuerzo; aquellos que sufren la guerra y que son perseguidos injustamente. Todos los que son humillados, Jesús los acoge al ser coronado y humillado en su lugar.

Fuente: CatholicLink

El Vaticano ha anunciado que el Papa Francisco recibió en audiencia privada al Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, el martes 6 de marzo, y firmó los decretos para la canonización de 5 beatos.

El más destacable es sin duda la proclamación como santo del Papa Pablo VI. Aunque todavía se desconoce la fecha oficial para su elevación a los altares, todo apunta que será en octubre de 2018, durante el Sínodo de los Obispos sobre los Jóvenes.

Precisamente, el día anterior el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano declaró a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI–, que "la canonización de Pablo VI probablemente tendrá lugar en octubre", aunque todavía nada es oficial.

Si bien varios medios de prensa afirmaron que el Papa Montini sería canonizado en septiembre o en octubre, luego del Sínodo de los obispos, el Cardenal Parolin afirmó que "no podemos decir esto con certeza, ya que el Papa debe aprobar el milagro antes, y luego debe haber un consistorio para establecer la fecha de la canonización".

Fue el mismo Papa Francisco el que el pasado jueves 15 de febrero, durante su tradicional encuentro anual con los párrocos de Roma en la Basílica de San Juan de Letrán, dio la noticia de la pronta canonización del Papa Montini.

“Hay dos obispos de Roma (recientes) que ya son santos”, dijo en referencia a Juan XXIII y Juan Pablo II. “Pablo VI será santo este año. Uno con la causa de beatificación en curso, Juan Pablo I, su causa está abierta”.

“Y Benedicto y yo, en lista de espera: ¡rezad por nosotros!”, bromeó.

El milagro atribuido a la intercesión de Pablo VI sería la curación de un feto, en el quinto mes de embarazo y que fue aprobado en 2014.

Fuente:aciprensa

El Papa Francisco celebró una Celebración de Oración por la Paz en Sudán del Sur y el Congo y pidió por la paz en este país y denunció la situación que viven estos pueblos africanos.

Durante la liturgia celebrada en la Basílica de San Pedro, el Pontífice realizó una serie de oraciones también por los gobernantes de los países y por los conflictos actuales en todo el mundo.

Tras invocar la intercesión del Espíritu Santo, el Pontífice comenzó la oración por la paz con 5 peticiones concretas.

1.- Superar la indiferencia

En la primera de ellas, pidió rezar “por nuestra conversión, para poder superar la indiferencia y las divisiones”.

Francisco recordó que “en Jesús todos somos hermanos y hermanas”. “También lo somos de todos aquellos que sufren las consecuencias de la guerra en Sudán del Sur y en la República Democrática del Congo”.

“Estamos llamados a darnos consuelo recíproco en el Espíritu para convertirnos en trabajadores de esperanza”.

2.- Por las mujeres en zona de guerra

En la segunda petición, Francisco rezó “por las mujeres víctimas de la violencia en las zonas de guerra”. Señaló que “en Sudán del Sur y en la República Democrática del Congo las mujeres tienen un papel esencial para el bienestar y la supervivencia de la familia”.

“Con frecuencia son abandonadas en la búsqueda de comida, refugio, seguridad, en el acceso de educación para los niños y en el cuidad a los ancianos. Por desgracia, muchas de ellas sufren abusos, son objeto de la trata y usadas como armas de guerra”, lamentó.

“A pesar de ello, continúan trabajado con generosa fidelidad, ocupándose de las necesidades de sus familias siguiendo el ejemplo de la Virgen”.

3.- Por los que provocan las guerras

El Obispo de Roma también oró “por todos aquellos que provocan las guerras y por los que tienen una responsabilidad en la comunidad internacional y a nivel local”.

El Santo Padre explicó que “durante su vida terrena, Jesús anunció la venida del Reino de Dios. Sin embargo, el mal, en sus diferentes formas, combate la presencia del Señor en nuestra historia”.

“Las guerras –continuó– son obstáculos evidentes para el crecimiento del Reino de Dios en medio de nosotros. La Iglesia, también en los países en guerra, está llamada a ser testimonio fiel y audaz del Reino de Dios”.

4.- Por las víctimas inocentes

Como cuarta petición, Francisco pidió “por todas las víctimas inocentes de las guerras y de la violencia”.

“El pueblo de Sudán del Sur y de la República Democrática del Congo –afirmó– es el cuerpo sufriente de Cristo. ¡Con fe, esperanza y amor, la paz es posible! Que toda vida humana, imagen de Dios, sea siempre venerada y protegida”.

5.- Por los que buscan la paz

Por último, en su quinta petición, el Papa Francisco rezó “por todos aquellos que se dedican generosamente a buscar la paz en Sudán del Sur y en la República Democrática del Congo”.

Subrayó que “en estos países, la gente que cree demuestra una gran fe en el Señor de la vida. Se puede ver en la resistencia de mujeres, hombres y organizaciones que, a pesar de las atrocidades que se están produciendo, continúan trabajando por la paz, la dignidad humana y el desarrollo”.

“Recordemos a las personas que han sido desplazadas y que se encuentran en el exilio; aquellos que han huido de sus casas en condiciones desesperados y todos aquellos, que, de diversas maneras, trabajan en su favor”.

“Esta tarde queremos esparcir con nuestra oración semillas de paz en la tierra de Sudán del Sur y de la República Democrática del Congo, así como en todas las partes del mundo que sufren por la guerra”, dijo al comenzar su homilía.

“Había decidido visitar Sudán del Sur, pero no ha sido posible. Sin embargo, sabemos que la oración es más importante, porque es más poderosa: la plegaria actúa con la fuerza de Dios, para quien nada es imposible”.

“En la Cruz, ha cargado con todo el mal del mundo, también con los pecados que generan y fomentan las guerras: la soberbia, la avaricia, la sed de poder, la mentira... Jesús ha vencido todo esto con su resurrección”.

También pidió por los niños “que sufren a causa de conflictos que no tienen que ver con ellos”. A este punto denunció la “hipocresía” de aquellos que “niegan las masacres de mujeres y niños”.

“Que sostenga a todos los que, día tras día, se esfuerzan por combatir el mal con el bien, con gestos y palabras de fraternidad, de respeto, de encuentro, de solidaridad”, dijo también.

Esta jornada de oración por la paz en Sudán del Sur y en la República Democrática del Congo es un elemento más de la labor que el Papa está realizando por la resolución de los conflictos que desangran ambas naciones africanas.

Situación actual

La guerra en Sudán del Sur comenzó en diciembre de 2013 como consecuencia de la ruptura del frágil equilibrio alcanzado entre las etnias dinka y nuer para gobernar el país tras su independencia de Sudán en julio de 2011.

El Presidente Salva Kiir, de etnia dinka, acusó a su Vicepresidente, Riek Machar de un intento de golpe de Estado. Desde entonces, la violencia se ha extendido por todo el país con la participación de diversos grupos armados. El Santo Padre tenía proyectado un viaje a Sudán del Sur en el año 2017, sin embargo, tuvo que cancelarlo de forma provisional por motivos de seguridad.

Por otra parte, la República Democrática del Congo se encuentra sumida en un conflicto civil después de que, a finales de 2016, el Presidente Joseph Kabilia se negara a abandonar el poder a pesar de haber finalizado su mandato.

El Pontífice reclamó, en numerosas ocasiones, el final de las acciones violentas y la búsqueda de una solución dialogada al conflicto. Además, denunció el secuestro de niños para ser utilizados como soldados en situaciones de esclavitud.

Por Álvaro de Juana

 

Fuente: aciprensa

Contempla a tus hijos con la fascinación con la que ellos miran una pompa de jabón

Es imposible que un niño no quede fascinado ante una pompa de jabón. Observa el modo en que la fina capa de líquido exhibe distintas tonalidades de color y queda petrificado ante tanta belleza.

Pero ese singular momento de contemplación, inevitablemente, solo dura unos segundos. La pompa estalla y es imposible volver a recomponerla. Haremos otra, pero esa ya ha consumido su vida.

Eso mismo sucede con el tiempo que pasamos con nuestros hijos. Cada segundo que vivimos con ellos, cargado con toda la belleza que condensa, se evapora sin darnos cuenta. Por eso es importante que los reconozcamos como fascinantes y disfrutemos de ellos en plenitud.

La familia Cabrera Gutiérrez (formada por Rubén, Pachu y sus cinco hijos), conocidos en redes sociales como “Pompas de elefante” así lo entiende. Intentan prestar toda la atención en lo que ellos denominan “momentos pompa”, un tiempo en familia que cuidan y planifican con creatividad y entusiasmo.

Familia Cabrera Gutiérrez - Pompas de elefante
¿Qué es un “momento pompa”?

Un #MomentosPompas es un plan en familia. “Momentos” porque son únicos, porque los quieres recordar junto a alguien y “Pompas” porque son irrepetibles, los vives, se explotan y los puedes volver a hacer pero nunca serán iguales, porque crecemos, cambiamos, evolucionamos nosotros y el destino.

¿Por qué es importante practicar el “slow life” en familia?

Hace tiempo decidimos parar, pensar, disfrutar. La vida es única, vivimos el día a día, dejamos atrás el pasado y el futuro ya vendrá, pero disfrutar cada momento, cada minuto, cada circunstancia, es lo que hace valorar lo que tenemos, a quién tenemos y cómo lo disfrutamos.

¿Cuál es el secreto para disfrutar del ocio en familia?

Alegría, pensar que la sonrisa es como un bostezo, quien te ve se contagia aunque no te conozca. Quizás sea el ocio uno de los momentos más importantes y enriquecedores con nuestros hijos. Es el momento donde somos lo que somos, de forma sencilla. Dejamos preocupaciones de lado, lo académico y laboral pasa a un tercer o cuarto plano. Lo único importante es disfrutar del otro y con el otro.

Familia Cabrera Gutiérrez - Pompas de elefante
Dicen que cuando se tienen hijos se renuncia a viajar…

No se renuncia a viajar, viajas igual o más (en nuestro caso) pero de forma diferente, con otras ideas y sobre todo, con otros compañeros de viaje que te hacen conocer destinos con otros puntos de vista.

¿Cómo viajáis?

Viajamos fundamentalmente en furgoneta y somos siete, así que con lo esencial para ir a la aventura. Paramos cuando queremos porque viajamos personas desde los 36 a los 3 años, cada uno con sus necesidades, sus inquietudes y su ritmo. Si vemos algo apetecible para conocer, paramos; si uno quiere estirar, paramos; que el momento pide descanso y se puede tirar más kilómetros, seguimos. Pero siempre pensando en cada uno, que el viaje no sea ni aburrido ni un castigo.

¿Cada hijo se hace su propia maleta? ¿Cómo ganan en autonomía los hijos al viajar?

Ayudan a hacer las cajas (viajamos con cajas, por orden y estructuración de nuestro “Bubús”, que es nuestra furgoneta en la que viajamos, vivimos esos días y nos movemos). Llevamos lo esencial y a lo que sí ayudan mucho es a organizar, ordenar, limpiar, cocinar y tener unos días fantásticos con una buena disposición por parte de todos. Del pequeño al mayor colaboran con los pequeños quehaceres diarios.

Familia Cabrera Gutiérrez - Pompas de elefante
¿Qué les aporta a los niños y a vosotros los viajes?

Educación, conocimiento, apego, compañerismo, unión, valorarnos, querernos, conocernos y respetarnos. En el fondo, experiencias vitales que se guardan en lo más profundo del corazón y que forman parte fundamental de lo que somos.

¿Se necesita mucho dinero para viajar?

Más bien se necesita infraestructura, ganas y emoción. Saber que hoy puedes dormir en un río, otro día en un camping, otro en una montaña y otro con más gente que comparte como tú. Sobre todo estar dispuesto a conocer gente y ayudarnos en lo necesario.

Uno de vuestros destinos fue visitar santuarios marianos. ¿Creéis que pudo ayudar a vuestros seguidores de redes sociales conocer lo que supuso esta experiencia para vuestra familia?

Sí, por supuesto, llevamos dos años y medio con el blog. Nunca pensamos que iba a llegar lo que es hoy gracias a Instagram. Mucha gente nos escribe, nos pregunta, nos cuenta; a veces por desahogo, porque les “escuchemos”, otras por ayuda, porque necesitan una mano con algo concreto, otras porque necesitan algo que ven en nosotros.

Dios, con María, nos ha dado la oportunidad de ser sus instrumentos a través de “una herramienta moderna” que es Internet y las redes sociales. Nosotros lo hemos aceptado poco a poco sin saberlo y ahora es cuando nos damos cuenta, por algunos frutos que vemos.

Siempre contamos una anécdota y fue una chica que preocupada nos escribió y nos pedía que rezáramos por ella (no sabéis lo que es nuestro Santuario Hogar, nuestro rinconcito en casa donde rezamos, siempre hay alguien presente, peticiones y demás). Bueno, esta mujer nos pedía por su marido, que no era creyente y al ver uno de nuestros Momentos Pompas en un Santuario mariano, le enseñó aquella entrada y se fueron. Se convirtió, hoy va a misa siempre que puede y no sólo los domingos. Pues frutos como éste, sin nosotros hacer nada (sólo queremos ser instrumentos de Dios), son los que nos hacen seguir con ese perfil en Instagram, el blog, y en otras redes.

Familia Cabrera Gutiérrez - Pompas de elefante
Acabáis de recibir el Premio Familia que concede la revista Misión por vuestro “testimonio público de alegría, entrega y apertura a la vida». ¿Cómo os sentís?

Emocionados y con un poco de vergüenza, porque no hacemos nada del otro mundo. Sí que nos consideramos una familia alegre, nuestro lema en casa es “la alegría es la atmósfera donde crecen las virtudes heroicas” del Padre Kentenich, y ver que lo conseguimos es un chute de emoción.

Entrega, porque estamos abiertos a todo el que lo necesite. Nuestro correo está abierto las 24 horas y todos los días y siempre estamos dispuestos a escuchar.

Y apertura a la vida, Dios sabe porque hace las cosas, así nos pidió nuestra entrega matrimonial y así se la damos, siempre con las manos abiertas y dispuestos a todo.

¿Cómo os inspira la Sagrada Familia como modelo a seguir?

Él, lleno de amor, cariño, entrega y devoción, fuerte, sin prejuicios, hacia delante e incesante. Ella, bondadosa, digna, piadosa, obediente y alegre, entregada, fiel y confiada. Un hijo amado, querido, humilde, sencillo y entregado. Hay gente que quiere ser como un cantante, una actriz, un príncipe, un futbolista… ¡Nosotros lo tenemos claro! Éste es nuestro ideal… Tenemos un ideal muy alto y muy fuerte, aspiramos a algo grande.

Fuente: Aleteia

Voz del Pastor

VIDEOS RECOMENDADOS

 

 

Missio

Ubicación

  • Cra 7 # 15-26, Centro, Valledupar, Cesar
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    
  • 5743168 -5898614

Suscribete a Missio





Joomla Extensions powered by Joobi

Personas Online

Hay 53 invitados y ningún miembro en línea

Template Settings

Color

For each color, the params below will be given default values
Blue Oranges Red

Body

Background Color
Text Color

Header

Background Color

Spotlight3

Background Color

Spotlight4

Background Color

Spotlight5

Background Color

Footer

Select menu
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Direction