Habiendo puesto el ejemplo de solidaridad, aún con aquellos que pertenecen a la religión que mata a cristianos, el Papa une a los católicos alrededor de los necesitados y despierta al mundo ante la realidad del sufrimiento.

En un esfuerzo por atraer la atención mundial y hacer conciencia sobre la que se ha catalogado como la mayor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial, el Papa Francisco visitó la isla de Lesbos para estar con los refugiados que se asientan ahí y en Grecia. Lo hizo en la compañía del Patriarca Ecuménico de Constantinopla (Turquía), Bartolomé I, y del Arzobispo de Atenas y de toda Grecia, Jerónimo II. Ahí, juntos se pronunciaron sobre este urgente problema que afecta sin distinción a cristianos, musulmanes y no creyentes de Siria, Afganistán, Irak, Pakistán y Somalia.  Pero no se quedó en una simple visita, sino que el Papa fue más allá en su compromiso con la unión y acogida que siempre lo ha caracterizado.

En un viaje que el mismo Papa describió como diferente a todos sus demás viajes apostólicos por estar “marcado por la tristeza”1, no solo visitaron juntos a los dos mil quinientos refugiados del campo de Moria y comieron con algunos de ellos, sino que llevó de regreso consigo a Roma a varias familias musulmanas que estaban huyendo de Damasco y de Deir Azzor, localidad conquistada por el Estado Islámico donde sus hogares fueron destruidos. 2

Su gesto de solidaridad fue una muestra de lo que él espera sea la actitud de la comunidad internacional y sobre todo de las comunidades cristianas frente al río de personas que huyen de la violencia del Oriente Medio. Así lo expresó en el comunicado conjunto que leyeron en el salón de registro del campo de refugiados:

“Como responsables de nuestras respectivas Iglesias, estamos unidos en el deseo por la paz y en la disposición para promover la resolución de los conflictos a través del dialogo y la reconciliación. Mientras reconocemos los esfuerzos que ya han sido realizados para ayudar y auxiliar a los refugiados, los emigrantes y a los que buscan asilo, pedimos a todos los líderes políticos que empleen todos los medios para asegurar que las personas y las comunidades, incluidos los cristianos, permanezcan en su patria y gocen del derecho fundamental de vivir en paz y seguridad.”

Pero, además, pidieron apoyar a aquellas naciones que, por ser las más cercanas, reciben en sus tierras a los refugiados como Grecia, y a establecer rutas más seguras de migración a otros países para logra asentamientos más humanos o idealmente, el regreso de las familias a sus hogares:

“Es necesario urgentemente un consenso internacional más amplio y un programa de asistencia para sostener el estado de derecho, para defender los derechos humanos fundamentales en esta situación que se ha hecho insostenible, para proteger las minorías, combatir la trata y el contrabando de personas, eliminar las rutas inseguras, como las que van a través del mar Egeo y de todo el Mediterráneo, y para impulsar procesos seguros de reasentamiento.”

“De este modo podremos asistir a aquellas naciones que están involucradas directamente en auxiliar las necesidades de tantos hermanos y hermanas que sufren. Manifestamos particularmente nuestra solidaridad con el pueblo griego que, a pesar de sus propias dificultades económicas, ha respondido con generosidad a esta crisis.” 3

Habiendo puesto el ejemplo de solidaridad, aún con aquellos que pertenecen a la religión que mata a cristianos, el Papa une a los católicos alrededor de los necesitados y despierta al mundo ante la realidad del sufrimiento.

Ahora es tiempo de que los católicos que nos encontramos lejanos de esa zona de conflicto, tomemos conciencia de lo que nuestros hermanos cristianos están viviendo y tratemos de alcanzarlos de algún modo, ya sea con ayuda material, apoyo en redes u oración.

Les comparto el video de la organización CITIZENGO de España que ya ha organizado campamentos de ayuda en Iraq, por si pueden apoyar este naciente intento de hacer llegar ayuda tan lejos #HelpForIraq: https://youtu.be/eYWClkPGuLY

Fuente: Por: Ana Elena Barroso | Fuente: ACC – Agencia de Contenido Católico

http://www.es.catholic.net/op/articulos/61865/misericordia-en-oriente-.html

Voz del Pastor

Missio

Ubicación

  • Cra 7 # 15-26, Centro, Valledupar, Cesar
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    
  • 5743168 -5898614

Suscribete a Missio





Joomla Extensions powered by Joobi

Patrocinadores

Personas Online

Hay 102 invitados y ningún miembro en línea

Template Settings

Color

For each color, the params below will be given default values
Blue Oranges Red

Body

Background Color
Text Color

Header

Background Color

Spotlight3

Background Color

Spotlight4

Background Color

Spotlight5

Background Color

Footer

Select menu
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Direction