Liturgía

Martes, 20 de diciembre de 2016

LA VIRGEN MADRE
(Is 7,10-14; Lc 2,26-38)

Introducción
Los dos bellos textos bíblicos de hoy se corresponden mutuamente como promesa y cumplimiento de la misma promesa.
El hijo que habría de nacer de una joven doncella como signo o señal de la salvación de Israel (Primera Lectura) probablemente se refería, en sentido directo, a un hijo del rey todavía por nacer; sin embargo en la tradición más tardía y particularmente en el entendimiento cristiano de ese pasaje, se vino a interpretar el texto como una profecía mesiánica, que se cumplió en María y en el Hijo nacido de ella, en Jesús.
Es digno de notar también el espíritu del cumplimiento de la promesa. La encarnación de Cristo fue el comienzo de una subversión total de valores; pone todo patas arriba; por ejemplo: la salvación viene y se ofrece a los pobres y humildes, se expresa a sí misma en obediencia y humilde servicio, el poder y la majestad de Dios se muestran en su sencillo acercamiento al pueblo, Dios se nos hace cercano en la gente, incluso la muerte se convierte en camino hacia la vida.

Oración Colecta
Oh Dios de los pobres y de los humildes:
Te damos gracias hoy por escoger a María
como la Virgen Madre de Jesús, tu Hijo.
Su fe y servicio entusiasta
abrieron el camino hacia tu mundo nuevo.
Disponnos a buscar sinceramente tu voluntad
y a cooperar en tus planes,
para que nosotros también, como María,
ofrezcamos al mundo su Salvador,
Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor.

Intenciones
Señor Dios nuestro, haznos conscientes de nuestra pobreza, para que tú la llenes con tus dones y riquezas, te rogamos:
Señor, Dios nuestro, que como María aceptemos y creamos profundamente en tu palabra y vivamos según ella; te rogamos:
Señor Dios nuestro, que tu Santo Espíritu despierte en nosotros grandes aspiraciones de bondad y de servicio, para que sepamos llevar a mucha gente más cerca de Jesús; te rogamos:
Oración sobre las Ofrendas
Dios de misericordia y amor,
por el poder del Espíritu Santo
tu Hijo se hizo hombre
y nació de la Virgen María.
Por el poder también de este mismo Espíritu,
deja que tu Hijo venga a nosotros
ahora, en esta eucaristía,
en estos signos de pan y vino
y reúnenos a todos juntos en tu amor,
para que lleguemos a ser para el mundo de hoy
la presencia viva y el mensaje saludable
de Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor, Dios todopoderoso:
Tú dirigiste tu palabra a la Virgen María
y ella la aceptó prontamente con fe;
tú le entregaste tu Hijo
y ella lo dio generosamente a toda la humanidad.
Que la Buena Noticia que nos has proclamado hoy
mueva nuestros corazones,
para que podamos compartirla con todos
como mensaje liberador.
Que el pan de vida que ahora hemos comido
nos haga, gracias a la vida que nos das
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Dios guarda fielmente sus promesas. Él es cariñoso y digno de confianza. --- ¿Guardamos también nosotros nuestras promesas? Que ojalá nos volvamos fidedignos y dignos de confianza, con la gracia del Señor.
Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y les acompañe siempre.

Fuente:ciudadedonda

Lunes, 19 de diciembre de 2016

ENVIADOS EN MISIÓN DE DIOS
(Jue3,2-7.24-25; Lc 1,5-25)

Introducción
Las personas escogidas por Dios para una misión especial en su Plan de Salvación constantemente se presentan en la Biblia como escogidas y amadas antes de su nacimiento, mientras se anuncia su alumbramiento de una manera especial; el Espíritu del Señor los mueve; su misión exige sacrificios. Veamos el llamado de Sansón en su saga folklórica, o el de Juan el Bautista. El silencio misterioso de Zacarías proviene probablemente de la alegría de un mensaje abrumador, demasiado sorprendente y maravilloso para poderse expresar en palabras.
Subyacente en estas historias vocacionales está el hecho de que el pueblo es débil, que la salvación es otorgada por Dios gratuita y graciosamente, que la esterilidad (las mujeres estériles) abre paso a la fertilidad, que se exigen siempre sacrificios. Y por eso, el Espíritu de Dios será quien moverá a esas personas elegidas. Todo esto es también aplicable y se hace verdad en nosotros, ya que estamos llamados a preparar el camino del Señor.

Oración Colecta
Señor, Dios todopoderoso:
Ningún ángel anunció nuestro nacimiento,
pero muy bien sabemos que tú nos amabas
aun antes de haber nacido,
y que tú nos llamas ahora a preparar
la venida más plena de tu Hijo en medio de nosotros.
Revela tu fuerza en nuestra debilidad,
conserva viva nuestra esperanza en el futuro,
para que sepamos vencer todos los obstáculos
que entorpecen el establecimiento del reino
de Jesucristo nuestro Señor.

Intenciones
Por los matrimonios que esperan el nacimiento de un hijo, para que lo acojan gozosamente como regalo incomparable de Dios, roguemos al Señor.
Por los padres, para que inspiren continuamente a sus hijos a poner sus cualidades y talentos al servicio de los demás, roguemos al Señor.
Por los profetas de hoy, para que el Espíritu Santo les mueva a despertarnos, con la palabra de Dios, de nuestra apatía y falta de interés por el bien de la comunidad, roguemos al Señor.
Oración sobre las Ofrendas
Oh Dios, Padre nuestro:
Tú habías preparado a tu pueblo escogido
para acoger a tu Hijo como al Salvador
y, sin embargo, su venida les tomó por sorpresa
y ellos no le reconocieron.
Que el grito de los profetas de hoy nos despierte,
para que le reconozcamos y le acojamos
no solo en estos signos de pan y vino, en la eucaristía,
sino también en los pobres e inadaptados
que tienen hambre y sed de alimento, de justicia, de paz
y, quizás sin saberlo, de dignidad humana como hijos tuyos.
Concédenoslo por Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor, Dios de esperanza:
Somos hoy tu nuevo pueblo, y, sin embargo,
con frecuencia escondemos la presencia de Jesús, tu Hijo,
por nuestra falta de entrega y por nuestra pasiva conformidad.
Que tu Hijo escancie en nuestra copa para nosotros
el vino joven de la esperanza,
para romper con nuestros caminos trillados
y nuestra rutina establecida.
Ayúdanos a ser un pueblo nuevo
que, aun siendo pequeño y frágil,
revele que alguien más importante
está en medio de nosotros:
tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Navidad está ya cerca. Que nuestras oraciones se vuelvan más insistentes, para que nos entreguemos con mayor entusiasmo a llevar el amor y la justicia de Cristo a nuestro frío y áspero mundo.

Fuente: ciudadredonda

Sábado, 17 de diciembre de 2016

Introducción
Las lecturas litúrgicas de hoy llaman nuestra atención sobre Cristo en su realidad humana: humano como nosotros en todo -excepto en el pecado, como San Pablo aclara-, descendiente de pecadores, quienes, tal como recalcan los Padres de la Iglesia, incluso aparecen seleccionados, según Mateo, en el árbol de familia de Cristo; hombre nacido de mujer, bebé en un pesebre, niño en proceso de crecimiento hacia la adultez, hombre recorriendo los caminos de Palestina, que lloró y pasó hambre, que se rodeó de amigos, que tuvo sentido del humor, que asistió a bodas… Ciertamente, Jesús fue plenamente humano, Dios en forma humana.

Oración Colecta
Padre de nuestro Señor Jesucristo:
Tu Hijo vino al mundo y se hizo hombre
como uno de nosotros;
ser humano en medio de otros seres humanos;
sencillo, accesible,
aunque fue también tu rostro humano
y la medida de lo que debe ser una persona humana.
Señor, danos la gracia de reconocernos en su espejo:
nosotros, que hemos nacido para ser libres,
para ser generosos y altruistas,
disponibles, comprometidos.
Líbranos de nuestro egoísmo,
de nuestra cobardía
y de nuestras actitudes de conformismo,
para que lleguemos a ser un poco
tal como tú quieres que seamos,
semejantes a tu Hijo Jesucristo nuestro Señor.

Para la Oración de los Fieles
Por el pueblo judío, que nos dio a Jesús nuestro Salvador, para que Dios lo bendiga y le dé la paz, roguemos al Señor.
Por los que han errado el camino, para que no se desalienten ni se den por vencidos, sino que sigan buscando la reconciliación con Dios y con su prójimo, roguemos al Señor.
Por todos nosotros, para que continuemos creciendo en humanidad a imagen y semejanza de Cristo, roguemos al Señor.

Oración de Ofertorio

Oh Dios y Padre nuestro:
Tu Hijo Jesucristo, nuestro Salvador,
se entrega a nosotros
en la simplicidad de un pedazo de pan
y de una copa de vino.
Queremos aprender de él
a entregarnos a los demás con toda sencillez.
No permitas que nos conformemos
con el mal y las desgracias del mundo,
sino rétanos a ser responsables, junto con Jesús,
de nuestros hermanos y hermanas,
y a ser, con él, "hombres y mujeres-para-los-otros",
hoy y todos los días de nuestra vida,
y por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión

Oh Padre amoroso:
Porque, hace ya mucho tiempo,
Jesús, nuestro Señor y Salvador,
se hizo hombre,
podemos creer todavía hoy
que él es uno de nosotros,
que comparte nuestro destino,
camina con nosotros sin condiciones,
hasta el fin.
Acéptanos, pues, en tu Hijo tal como somos:
aun tropezando, andando a tientas
y caminando a paso lento,
aunque llenos de buena voluntad
y esperando en un futuro de justicia y reconciliación,
por Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Un tema querido por los Padres de la Iglesia es que Cristo se hizo uno de nosotros como persona humana para hacernos hijos de Dios y para mostrarnos en sí mismo lo que significa ser hijo o hija de Dios. Que ojalá vivamos como tales.
Para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre todos nosotros y nos acompañe siempre.

Fuente: ciudadredonda

Miércoles, 14 de diciembre de 2016

BUENA NOTICIA PAR A LOS POBRES
(Is 45,6-8. 21-26; Lc7,19-23)

Introducción
Las personas y los acontecimientos son agentes de salvación: Los cielos y la tierra colaboran, pero, en definitiva, Dios es quien salva por medio de las personas. Por medio del profeta Isaías, en la primera lectura, Dios se dirige a Ciro el Grande, que permitió a los judíos volver del exilio. Él fue un instrumento de Dios para liberar a los judíos. También a los paganos se les llama a la salvación.
Cuando los discípulos de Juan preguntan a Jesús si es el Mesías esperado o si tienen que esperar a algún otro, el mismo Jesús les recuerda lo que los profetas habían anunciado sobre el Mesías, y les insta a ver lo que él mismo está haciendo. Restaura la vista de los ciegos, hace oír a los sordos, cura a los leprosos y proclama la Buena Noticia del Reino a los pobres de cualquier clase que sean. ¿Acaso no era ésa una respuesta suficiente?

Oración Colecta
Señor y Dios nuestro:
Con tu preocupación por la gente, quieres que todos se salven.
Te pedimos hoy que estemos listos para recibirte a ti,
a tu justicia y tu paz,
y que seamos en tus manos
instrumentos entusiastas para compartir tu integridad y tu amor
con todos los que quieran escuchar.
Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Para la Oración de los Fieles

Señor Jesús, si tú has venido a vivir entre nosotros, ¿por qué tanta gente ha permanecido ciega y sorda a tu mensaje? Abre sus ojos y oídos, y así te decimos:
Señor Jesús, si vives entre nosotros, ¿por qué tantos de nosotros estamos leprosos con nuestros pecados de odio, y cojos porque tardamos en implantar la justicia? Te rogamos que nos sanes, y así te decimos:
Señor Jesús, si tú estás con nosotros, ¿por qué no hemos compartido con los pobres y no les hemos llevado alegría? Haz que seamos comunidades generosas y serviciales, y así te decimos:

Oración de Ofertorio
Señor Dios nuestro:
Este pan y este vino
son signos de que tu Hijo viene a nosotros
en esta celebración eucarística.
Queremos que él esté también presente entre nosotros
en nuestra vida cotidiana,
como estaba presente en medio de la gente de su tiempo,
especialmente cuando ayudemos a los que sufren
y cuando llevemos justicia y libertad
a los pobres y a los oprimidos.
Danos la fuerza necesaria para llevar esto a cabo
por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Tú nos prometes salvación
y sabemos que tu palabra es irrevocable.
Para ti una promesa es el comienzo de su cumplimiento.
Oh Dios, envíanos ahora a Jesús, hoy,
porque él es quien tiene que venir
y no tenemos que esperar a ningún otro.
Que la gente vea que él está aquí
cuando fomentamos fidelidad y justicia entre nosotros
y cuando proferimos palabras de paz.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: ¿Acaso podemos decir que somos comunidades cristianas en las que Cristo vive si todavía hay muchos pobres y abandonados entre nosotros, hermanos que sufren, víctimas de la injusticia y de la discriminación? Que el Señor nos cambie profundamente.
Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y permanezca para siempre.

Fuente: ciudadredonda

Lunes, 12 de diciembre de 2016

UNA ESTRELLA DE JACOB
(Num 24,2-7.15-17. Mt 21,23-27)

Introducción
"Queremos ser liberados de esas ilusiones, frustraciones, injusticias y represión a las que el mundo moderno nos ha sometido con violación de sus promesas; esto es lo que van diciendo los jóvenes, los desheredados, los autómatas de la tecnología moderna: 'Queremos ser libres, personas auténticas, gente rescatada del hambre y de la espiral de la inferioridad incurable. Sí, responde el "Hombre del pueblo". Vengan a mí todos los atribulados y yo les consolaré. Estoy con ustedes, con el poder del Espíritu, sin violencia y sin pasión. Solamente la sabiduría libera al mundo". Pablo VI, Mensaje de Navidad, 25 diciembre, 1970.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
En un mundo de injusticia, guerra y explotación,
en el que cada vez más gente encuentra los medios de vida,
pero no muchas razones para vivir,
tú nos prometes una estrella a la que seguir: Jesús, tu Hijo.
Oh Dios, mantén en nosotros viva la esperanza de que él va a venir a nosotros hoy
y de que, si estamos dispuestos a aceptar seriamente
las exigencias del evangelio,
podemos llegar a ser ciertamente un nuevo pueblo
completamente renovado en Cristo,
Señor nuestro, que vive y reina
por los siglos de los siglos.

Intenciones
Señor Jesús, haz que tu Iglesia sea una estrella que proclame que tú estás presente entre tu pueblo, cuando nos amemos unos a otros y cuando tengamos sentido de justicia, y así te decimos:
Señor, que los que van vagando por la vida sin saber siquiera a dónde van descubran en el evangelio algo que dé sentido a sus vidas, sobre todo que descubran a la persona de Jesús, y así te decimos:
Señor, al prepararnos para la Navidad, querríamos que te hicieras más cercano y más real a nosotros, y así te decimos:

Oración de Ofertorio

Señor Dios nuestro:
En estos signos de pan y vino
tu Hijo Jesús se nos da a sí mismo
como supremo don.
Haz, Señor, que aprendamos de él
a renunciar a nuestros intereses egoístas
y a nuestras actitudes de superioridad
si queremos remodelar este mundo,
para que sea un lugar donde todos puedan vivir en paz
y un signo de una realidad más alta
en la que tú serás todo para todos,
por los siglos de los siglos.

Oración después de la Comunión
Padre de nuestro Señor Jesucristo:
Tu Hijo ha estado y compartido con nosotros
en esta celebración eucarística.
Que la unidad que hemos sentido aquí contigo
sea la promesa de su presencia entre nosotros
en la vida de cada día
como nuestro Dios-con-nosotros.
Que venga con nosotros hasta el final,
que nuestra esperanza nunca muera,
porque él es el camino,
nuestro camino hacia una vida y un futuro
que permanecerá por los siglos de los siglos.

Bendición
Hermanos: Veo al Señor tan cercano a nosotros; le veo como la estrella de nuestras vidas. Que le veamos siempre como nuestro Salvador y amigo. Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y nos acompañe siempre.

Fuente: ciudadredonda

Voz del Pastor

Missio

Ubicación

  • Cra 7 # 15-26, Centro, Valledupar, Cesar
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    
  • 5743168 -5898614

Suscribete a Missio





Joomla Extensions powered by Joobi

Patrocinadores

Personas Online

Hay 64 invitados y ningún miembro en línea

Template Settings

Color

For each color, the params below will be given default values
Blue Oranges Red

Body

Background Color
Text Color

Header

Background Color

Spotlight3

Background Color

Spotlight4

Background Color

Spotlight5

Background Color

Footer

Select menu
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Direction