Diocesanas

IMG 2792

Cerca de 230 ministros de la palabra se reunieron el viernes 20 al domingo 22 de abril en el seminario Juan Pablo II de Valledupar. El retiro anteriormente se realizaba en cada una de las zonas de la Diócesis pero este año se quiso unificar. Finalizo con una eucaristía solemne presidida por Monseñor Oscar José Vélez, el Padre Rector del Seminario Iver de la Cruz y el Padre Yony Emel Trillos delegado diocesano de los ministros de la palabra de la comisión litúrgica, se contó con la participación de ministros de todas la zona de Valledupar, se expresaron los ministros de la comunión contentos con respecto al retiro, la oportunidad de poder encontrarse con el señor en este año de la eucaristía.

IMG 2741

“Los profesores se desprenden de cuanto tienen y de cuanto saben, porque su misión es esa: dar.”
Elena Poniatowska

la Diócesis de Valledupar cada vez más, busca las estrategias necesarias para mejorar el trabajo educativo en las zonas rurales, es decir, se implementan nuevas ideas para alcanzar cada día la calidad educativa como misión de todos los Establecimientos Educativos que se encuentran adscritos al contrato Diócesis – Gobernación del Cesar siguiendo los parámetros del MEN.

Este año se le apuesta a la implementación de estrategias encaminadas hacia la ruta de la excelencia, y es así como se ha venido haciendo diferentes seguimientos a través de la labor de los Coordinadores Académicos de Zona, como propuesta para la mejora de las debilidades que surgen en el quehacer pedagógico de la comunidad educativa rural, quienes han estado realizando seguimientos, acompañamientos y buscando la unificación de trabajo de cada establecimiento educativo siguiendo las directrices de la coordinación educativa.

En lo que va del año lectivo se han realizado dos visitas de monitoreo y acompañamiento académico a los distintos centros educativos de la diócesis de Valledupar, y en diferentes zonas, ya que cada coordinador es veedor de la zona que le ha correspondido. En la zona del sur del cesar encontramos a la licenciada Rosario Elena Pumarejo, en la zona norte al ingeniero Braulio Barrios, en la zona centro al especialista Eduardo Méndez y en la zona occidental al Licenciado Jose Luis Picón Duarte. Cada uno coordina los centros educativos ubicados en su zona.

Se han desarrollado encuentros con los docentes de las diferentes zonas, capacitaciones, visitas a las sedes en la zona norte y centro, solicitud de información a los diferentes directores y coordinadores encaminándolos a mejorar cada día y en si fomentar la calidad educativa desde sus procesos.
Gracias a las diferentes capacitaciones que se han recibido en temas de educación, retroalimentamos esta información a los directores u/o coordinadores de cada centro siendo para ellos un enlace de intercambio de ideas para darles claridad y respuestas a sus inquietudes, con el fin de mejorar cada día los procesos académicos. Gracias a la gestión de Monseñor Oscar Jose Vélez Isaza, al Pbro. Aldemar Ardila Duarte coordinador general del contrato educativo y a la de su grupo de asesores, se da la aprobación para este proyecto que como se ha referenciado anteriormente, busca el acompañamiento y la institucionalización de los establecimientos educativos en pro de la calidad para lograr mejores resultados en las distintas evaluaciones tanto internas como externas.

Dentro de este proceso cabe destacar la responsabilidad de los directores u/o coordinadores al momento de visitarlos, encontrando pocas debilidades, hay mayor seguimiento y hoy se sienten más acompañados, aclarándoles nuestra labor que encamina a la direccionalidad de las funciones académicas de cada centro educativo que presta su servicio a una comunidad. En miras a la buena organización se trabaja cada día, ya hay un horizonte, una ruta, y todos debemos dar lo mejor para que la escuela llegue a donde están los niños.

Con el fin de proyectar el año 2018, la pastoral educativa tuvo su primer encuentro el pasado sábado 24 de febrero en los salones parroquiales de la Catedral del Rosario de Valledupar, el tema central fue: Escuela de Jesús Eucaristía, para dar respuesta al año de la eucaristía que se está celebrando en este año en la Diócesis.

El Padre Gormar Cordoba, encargado de la pastoral educativa dijo: “Lo que queremos con este tema es que la pastoral educativa diocesana cobre vida cada vez más, la escuela de Jesús eucaristía, en segundo proyectar las actividades que se van hacer a nivel diocesano y luego proyectaremos las actividades a nivel zonal, priorizar parroquias donde están los comités de pastoral educativa, hablar de sus experiencias significativas y llegar a otras donde podamos trasladar la parroquia al colegio y el colegio la parroquia, hacer esa comunión en los municipios de Valledupar, para evangelizar desde los ambientes educativos tanto a docentes a estudiantes”.

2

Se contó con la participación de agentes de pastoral educativa de diferentes municipios y parroquias de la Diócesis como: Villanueva, Bosconia, Fonseca, San Antonio María Claret, la Medalla Milagrosa, El Señor de la Divina Misericordia del Colegio Andrés Escobar, entre otros.

b86b06d6 919f 4e20 9a72 b83d661cedd4

Se fue y nos dejó con todo preparado, bien nos lo dijo un día: “no cumpliré los 100 años” y así fue, de un momento a otro se fue opacando su vida como el sol al atardecer. Solo nos queda dar gracias al Altísimo por habérnoslo prestado por tanto tiempo y haber entregado toda su vida al servicio de Cristo en la Diócesis de Valledupar. Teníamos preparado entrevistas, videos, actos de reconocimiento y otras sorpresas, pero la sorpresa mayor nos la dio él. Por eso queremos dar a conocer algunos apartes de este material.

El Padre Alfonso Aragón nació en Cardonalito, un corregimiento de Fonseca, el 4 de diciembre de 1917 y nos contó cómo fue gran parte de su vida, nos dijo: “me alimentaba de leche de vaca y de cabra, de día de vaca y de noche yo me metía con mi hermana al rebaño de cabras y nos las mamábamos con yuca asada. Éramos cinco hermanos, dos mujeres y tres varones, el mayor de los hermanos “soy yo”. Quedamos vivos Alicia y mi persona, mi hermana está en Chiriguaná y tiene 96 años.

                       22366605 10213460409399853 688277929301580115 n      bae31c85 7cae 4814 abb4 a9f4f33357be

Estudié la primaria en la Escuela Pública de Fonseca. El maestro que más recuerdo en mi vida de estudiante fue el profesor Guillermo Araujo porque fue quien más se interesó por mi vida cristiana. El bachillerato lo hice en el seminario de la sierrita, corregimiento de San Juan del Cesar, que era dirigido por los Padres Capuchinos, y otra parte en España entre 1935 y 1936, época en que exploto la guerra civil española que me tocó vivirla y ser testigo de los mártires de San juan de Dios, los vi como los paraban para fusilar y otros para crucificar. ¿Saben cómo me salve? Me embarcaron (unos laicos de la parroquia donde estábamos refugiados) en un tren con 2 religiosas carmelitas hacia Barcelona para poder regresar a Colombia, yo salí muy asustado para hacer este viaje de Madrid a Barcelona ¿saben porque? Porque yo era un jovencito tan solo de 20 años. En cada estación nos paraban los soldados comunistas y nos revisaban; si nos llegaban a encontrar un crucifijo o mi cuello sacerdotal deberíamos ser fusilados al instante; pero una dama española alta muy elegante no permitía que requisaran nuestras maletas, ella siempre decía que nosotros veníamos con ella y nos defendía. Al llegar a Barcelona nos dirigimos al cónsul de Colombia y nos sentimos seguros. Un dato curioso, el Cónsul le dio por revisar nuestras maletas y vio que llevábamos nuestros hábitos y nos insultó diciéndonos ¡Brutos! cómo se les ocurrió venirse con sus pertenencias y allí mismo nos las decomiso porque aún faltaban los soldados comunistas de los barcos y hasta el día de hoy nunca supe de las monjas ni de mi maleta; se dice que se quemaron. Bien… en esa época se iba a España en barco la travesía duraba 29 días, saliendo de Puerto Colombia y haciendo escala en Puerto Rico.

Cuento un poco de mi misión en Chiriguaná donde dure 25 años. Allí construí el templo de NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE CHINQUINQUIRA, yo mismo ayudé a colocar ladrillos y hacer la mezcla.

Una anécdota muy importante: yo me escribía con la madre Laura Montoya, porque supe de su carisma misionero y educativo, las quería traer para que me apoyaran en esta nueva etapa de evangelización que estaba haciendo en Chiriguaná. La madre Laura en la primera carta de petición que le hice me las negó! porque no conocía estas tierras, y no quería arriesgarse a enviar a sus hijas desde tan lejos. Yo decidí volverle a escribir otra carta de petición y a los 3 meses recibí la respuesta de ella, llegaron 3 religiosas con una carta de la madre Laura; lo que recuerdo de esta carta es : “Reverendo padre, Alfonso, usted es un hombre muy cómico pero sediento de la evangelización” Allí empecé mi experiencia con las hermanas misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena (Lauritas). Las monjas Lauritas evangelizaban en Chiriguaná; dos se dedicaban a misionar y una a la educación, cuando no estaban en los corregimientos y caseríos, misionaban en el pueblo, iban de casa en casa, y la jefa de esas misioneras era una monja que se llamaba María Ambrosina, mujer como esa monja no la he visto en ninguna parte, era una mujer dulce, buena que traía paz, hasta al demonio, extraordinaria y, ¿sabe qué? esa monja era viuda.

Les conseguí el colegio de nuestra Señora de Chiquinquirá que bendijo Monseñor Vicente Roig y Villalba quien también puso la primera piedra. En este colegio el que tenía pagaba y el que no tenía no pagaba, pues a NADIE SE RECHAZABA. Yo les conseguí a las monjas Lauritas con la Gobernación del Magdalena un auxilio mensual. Estaban bien hasta cuando se fueron porque no les brindaron apoyo. ¡uy! Cuando yo voy a Chiriguaná y veo el colegio me da a mí una… yo no sé si me da alegría o me dan ganas de llorar, ¡porque con sudores! y con mucho esfuerzo se hizo ese colegio, todo lo que tiene se lo hice yo, todas esas piedras con cal las fabrique yo, todo, todo, todo. Y el municipio de adueño de el.

1551810e c623 4d7a 89a3 880f4f1183bb

Al hospital yo le puse el nombre; el hospital fue de un auxilio que le llamaban en esa época, auxilio parlamentario, allá estaba la señora del Doctor Robertico, quien tenía un primo hermano en la cámara, él era de un pueblo del departamento del Bolívar y no pertenecía al Cesar. Ella era de Chiriguaná y vivían ahí en Chiriguaná. Le pidió una plática para el hospital, y sabe que hizo ese tip? le metió todo lo que le correspondía del auxilio parlamentario al hospital y con eso hicieron el hospital, le metió todo, sin ser de Chiriguaná. Y el nombre que le puse es San Andrés, y todo el mundo decía pero ¿porque San Andrés?, porque ese señor se llamaba Andrés Villanueva Amaris, el de la plata. Yo fui y lo bendije estuvo en esta bendición el Ministro de Salud.

Chiriguaná muy difícil, muy difícil. Me correspondía Curumaní, San Sebastián, San Roque, Santa Isabel, la Sierrita, Rincón Hondo, Poponte, Las Palmitas, Arenas Blancas, La Aurora, La Loma, Potrerillo, El Pasó y el vallito, y ¿sabe en qué iba? a lomo de mula, ¿cada cuanto venía a visitar al Obispo en Valledupar? era muy difícil, yo tuve necesidad de un producto que lo había acá en Valledupar, en un invierno y fleté una avioneta de Chiriguaná a Valledupar, Valledupar a Chiriguaná, (risas) bueno, me dice un compadre en Chiriguaná, Padre: por qué no se acerca donde Oscarito Pupo, él era el del concesionario de Leónidas Lara, pues el vendía los carros de marca y le dice que digo yo, que si me entrega una camioneta, que después acá arreglamos los papeles y todo (risas), fui donde Oscarito y me dice: ¡aquí están las llaves! Ahí hay una como la pide el señor; ¡llévesela!, sin formar ni un papel ni un carajo. Despaché yo mi avioneta con el producto que compre, y vamos que agarro esa camioneta, tres días de Valledupar a Chiriguaná!, en la camioneta; ¿tres días? porque en el caño de las Animas se hacía un pantano muy espeso. Se presentó un buldócer de un amigo mío, me dijo: padre vamos, me cogió con una guaya y me paso del otro lado jalao!, porque ese caño en invierno se llenaba y podía aguantar hasta un mes un carro ahí, pues no había pase, era terrible, muy duro porque imagínese visitar todos esos pueblos a lomo de mula. En Chiriguaná casi que ni conocían los carros, ¡no había carro!

¿Cada cuánto iba el Obispo Roig y Villalba a los sacramentos? Yo recuerdo que hizo una visita pastoral a lomo de mula (Risas) porque aprovechó un verano y por la trocha, porque de aquí allá había era una trocha, no había un solo puente, en ningún caño, hizo la visita pastoral a lomo de mula. ¿Cuánto se demoraba?, como 8 días, una vez se me enfermo en Las Palmitas, en la tierra del sacerdote, Carlos Imbrecht, bueno se me enfermo ahí y estuvo varios días enfermo en Chiriguaná, y le lleve al médico “Robertico” en Chiriguaná si no hubiera sido por ese médico ahí se muriera todo mundo, ese hombre tiene que estar en la gloria, ese hombre se fue con todo y zapatos, ¡médico como ese no vuelve a nacer!, mira: él visitaba los enfermos a caballo, a veces, lo llamaban a uno con frecuencia a media noche, en la madrugada a cualquier hora. Llegaba yo, y ya estaba el medico Robertico ahí, ¿sabes cuánto le pagaban? ¡Nada!, una vez tenía diez personas mordidas de culebra en el hospital, los salvo a todos diez, estaba yo enfermo en esos días y entonces lo vi que estaba contando unos billeticos, ajá Rober, le dije, y me contesto: solo me pagó uno de los patrones de los mordidos de culebra. Ese hombre tenía un buen corazón, el doctor Robertico se graduó y se quedó ahí. Lo invitaron una vez para Medellín los amigos, y dijo: “nada yo voy a servir a mi pueblo”, ese hombre tenía un corazón generoso, esos médicos ya no los hay.

Al terminar mis servicios pastorales en Chiriguaná, Monseñor Roig y Villalba me mando para Valledupar como párroco de la Concepción y Vicario General de él. Luego me mandaron para Villanueva y cuando estaba organizando todo para irme, escuche por radio que el único padre que querían era al que estaba en Villanueva. Y le dije a monseñor, no voy para Villanueva y me dijo: “! Por qué!” yo le pregunte, Monseñor usted no escucha radio? “si, pero eso son cosas de la gente… bueno y ahora ¿para dónde quieres ir?” le conteste: Monseñor para que vea que no estoy pendiente a preventas…mándeme para la Juaga de Ibirico, era un corregimiento de Chiriguaná. Pero me tienen que dar para la comida, porque en ese tiempo no producía para alimentar al párroco. Yo recuerdo que en ese tiempo no permitían la explotación de la mina, fue hasta en la década de los ochentas que el presidente Belisario Betancourt, autorizo la explotación de la mina, pero solo a pico y pala, no se podía con maquinaria.

El templo de la jagua lo encontré en obra negra y logre ponerle piso y empañetarlo. Por último, Monseñor José Agustín Valbuena me saca de la Jagua y me trae para la Catedral donde fui canciller y secretario del Obispo, en este tiempo la catedral no era parroquia era solo la Sede del obispo; pero yo me encargaba de celebrar las eucaristías. Durante este tiempo también hice misión en la serranía del Perijá fundamentalmente en socorpa…”

22540090 797610377111237 4589401141074934826 n

Padre Alfonso, gracias por su vida y su ministerio. Descanse en paz.

En Cali viendo la necesidad que se habían hecho varios retiros de hombres y mujeres Emaús, nace un grupo de personas hombres y mujeres que ya habían participado anteriormente de los diferentes retiros, y comienzan a crear para los jóvenes un tipo de retiro similar, es allí donde nace la primera experiencia con jóvenes y se le da el nombre de revolución juvenil, debido a aquella palabra que el Papa dijo a los jóvenes en la jornada mundial de la juventud en Brasil, donde le decía a los jóvenes que ¡Armen lío…!, que los jóvenes tenían que ir adelante, son los que tienen que conquistar el mundo, los que tienen que ir siempre adelante buscando la gracia de Dios.

Los jóvenes que fueron a este primer encuentro Revolución Juvenil hacen parte de la parroquia Nuestra Señora del Rosario, 60 jóvenes hijos de comunidades de parejas, de catecumenado y otros de las eucaristías dominicales que las personas escuchan la invitación. Son 60 jóvenes que ya quedan constituidos como una comunidad juvenil en la parroquia de la catedral, el retiro fue orientado por jóvenes de la parroquia María Madre y Reina de la Paz, quienes estuvieron como servidores. El retiro se realizó los días 15 al 17 de septiembre en Pueblo Bello, llegando el día domingo a las 5:00 de la tarde fueron recibidos con una santa eucaristía y por sus familias, ahora estos jóvenes se van a reunir todos los sábados a las 4:00 de la tarde en los salones parroquiales de Nuestra Señora del Rosario.

Testimonios:

Mi nombre es Juan Camilo Sierra Quintero hace tiempo quise hacer este retiro, el cual tuve 2 propósitos, primero sentir la presencia de Jesucristo en mi corazón para que él lo llenara de gozo, amor y mucha paciencia, al comienzo del retiro no pude sentirlo a mi lado ya que esa era mi expectativa en sí, sentí que era un día común y corriente, llegue a pensar que todo era una farsa o una simple mentira pero sentí algo que me subió de los pies a la cabeza y me dije a si mismo porque digo todo esto si Dios está conmigo y él nunca me defraudara. Al culminar el primer día mis expectativas se estaban desboronando casi que por completo pero siempre estuvo esa voz que me decía paciencia que todo saldrá bien, en el segundo día de retiro me levante con toda la emoción, la disposición y la fe puesta en que ese día si sentiría a Jesucristo de una manera diferente, todo paso como lo pensaba fue una gran emoción sentir su presencia, sentir que tomaba mi corazón, lo llenaba de ese gozo, también de ese amor tan grande que lo representa y saber que el en ese momento perdono todos mis pecados de los cuales estaba demasiado arrepentido, me quedo un poco corto para describir la emoción tan grande que sentí en ese momento ya que son cosas inolvidables. Mi segundo propósito era pertenecer a su grupo de servidores y porque lo hice, si él pudo sacrificarse por nuestros pecados porque no serle fiel, creerle, seguirle, convertirse en su caminante y en su servidor, porque no dejar que sea el quien controle tu vida y disponga de tu camino, muchas personas no tienen este voto de confianza con Dios pero es tan lindo sentir que de verdad el sí está con nosotros y es por eso que todos debemos dar ese primer paso o ese voto de confianza para conocerlo, mostrarle todos nuestros problemas y brindarles toda nuestra confianza ya que él nunca nos defraudara.

Me llamo Luisa Alejandra Bayona Rojas, tengo 14 años y asistí a Emaus la semana pasada, no estaba muy interesada en ir, pero sé que cuando Dios quiere algo busca las maneras, llegue allá y tuve una de las más lindas y maravillosas experiencias de mi vida, me encontré conmigo misma, con Dios, y supe que me había dado una nueva oportunidad para volver a empezar, aprendes a soltar tus miedos y a entregar lo más mínimo de ti a él. Antes me sentía algo cargada y halle las respuestas a mis preguntas, Dios estará para ti en cada momento de tu vida, cuando tu des un paso te aseguro que él ya ira delante de ti, poco a poco, aprendes a valorar esas pequeñas pero grandes cosas de la vida y ahora te invito a ti a que pertenezcas a esta comunidad, a esta revolución juvenil que día a día crece un poco más, seamos el cambio de las personas que nos rodean

Santiago Castrillón zapata, seminarista de la Diócesis de Valledupar: Yo llevó ya 6 años en el seminario y en este retiro me pude dar cuenta que el señor verdaderamente es más que la teología que me han enseñado, que la filosofía, la cristología, que todo ese argumento universitario que puedo recibir en el seminario, Dios traspasa todas estas cosas, Dios ahí en ese retiro me muestra que en su gran amor es misericordioso, comprensivo es algo que desborda de amor por cada ser humano y en verdad este retiro lo pude sentir, que me puede traspasar completamente mi corazón, a veces mis orgullos y mis pecados, puede llegar a trascender todo eso para bendecirme y para amarme, eso es lo que puedo llegar como en conclusión, porque la verdad yo pude llegar a decir que.. Este retiro es fácil, porque ya yo he vividos muchos retiros en el seminario y yo ya conozco de Dios, peo Dios, como que me da un par de cachetadas y me dice es que yo no soy algo que te han enseñado, yo tengo que hacer parte de tu vida, y así fue el me demostró verdaderamente que él está ahí conmigo, que él traspasa todo conocimiento y me hace ver su amor por mí.

¿Cuál es nuestra misión con Emaús?

Como miembros de la "Nueva" Evangelización, es nuestro turno de, amorosamente, tomar de la mano a nuestros hermanos(as) y guiarlos(as) a JESUCRISTO, que no está muerto Y ¡Qué VIVE! Esta relación prosperará y crecerá a través de otras personas en la Comunidad Parroquial y a través de otros Ministerios. La FE sin obras no sirve. Dios nos dio todos nuestros talentos (Luc. 19:11-26) y por lo tanto es nuestro deber cristiano utilizarlos con los demás, para Honra y Gloria de DIOS.

Nuestra misión entonces, es introducir a las personas en el Misterio de Cristo, para que experimenten el Amor de Dios y se conviertan, pero sin sacarlos de su camino, es decir, sin pretender que ellos hagan "nuestro camino", sino el que el Señor les muestre. Es mostrar a Cristo y ayudarlos a que busquen SU Voluntad y a que den testimonio de Él donde Él quiera que estén. Nuestro trabajo de amor será el asistirlos en el desarrollo de una verdadera confianza y una amorosa relación con Él.

JESUCRISTO HA RESUCITADO!!!

Ubicación

  • Cra 7 # 15-26, Centro, Valledupar, Cesar
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    
  • 5743168 -5898614

Suscribete a Missio





Joomla Extensions powered by Joobi

Personas Online

Hay 101 invitados y ningún miembro en línea

Template Settings

Color

For each color, the params below will be given default values
Blue Oranges Red

Body

Background Color
Text Color

Header

Background Color

Spotlight3

Background Color

Spotlight4

Background Color

Spotlight5

Background Color

Footer

Select menu
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Direction