Un Día como Hoy

Hoy, 22 de noviembre, se celebra el Día Internacional del Músico. Descubre cómo es dedicarse a la música en Colombia desde la perspectiva de dos artistas nacionales.

“La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo”, decía Platón, y seguramente estaba en lo cierto. Es que numerosos estudios científicos han demostrado los beneficios de la música para nuestra concentración, atención y bienestar en general, no solo para quienes la practican, sino también para aquellos que la disfrutan a diario.

 

Hoy, 22 de noviembre, se conmemora el Día Internacional del Músico en homenaje a la figura de Santa Cecilia, mártir cristiana y santa patrona de la música, fallecida aproximadamente en el año 200 d.C. Esta figura se relaciona con la música desde que los pintores del Renacimiento la representaran siempre acompañada de instrumentos musicales, como un arpa, un laúd o un órgano.

 

¿Dato curioso? Esta representación colectiva de Santa Cecilia o “Cecilia de Roma” como una intérprete musical se debe a un simple error de traducción. Dos siglos después de su muerte, se escribió un manuscrito, llamado “Actas de Santa Cecilia”, que narra la vida de esta joven mártir. En este texto aparece el término latín “organis”, palabra que incorrectamente se tradujo como “instrumentos musicales”, cuando en realidad se refería a instrumentos de tortura, en relación al martirio que sufrió la muchacha.

 

De cualquier manera, esta confusión dejó un importante legado: una fecha en la cual celebrar la música, arte que tanta inspiración, consuelo, entretenimiento y emoción nos brinda día a día.

 

Ser músico en Colombia

 

Gregorio Merchán contó a Universia Colombia que está convencido de que no escogió estudiar música, sino que la música lo escogió a él, ya que desde muy pequeño “sentía una relación cercana con los instrumentos y su sonido”. Actualmente es baterista de la banda de rock Aterciopelados, de Mimarías, de Julia Dedal y de Lucas Arnau, brinda clases en un colegio y de forma particular, compone música para publicidades y se desempeña como gestor cultural en El Artefacto, una ONG para el desarrollo que fundó junto a otros dos artistas.

 

Diego Parra también es músico, aunque su profesión se encauza por la música clásica: es cornista en la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia y dicta clases de corno en la Universidad Distrital y en la Universidad Nacional de Colombia. Para él, lo más gratificante de dedicarse a la música es ser testigo del efecto del sonido en las personas, sentirse parte de esa alegría y emoción que generan las melodías al llegar a oídos del público.

 

A pesar de que estos músicos se dedican a estilos muy distintos, ambos tienen algo en común además de su pasión por la música: los dos recibieron educación universitaria. Merchán cursó estudios en la Universidad Javeriana, en la Universidad Pedagógica Nacional de Colombia y posteriormente se licenció en Music Performance por la institución británica Rock School Ltd.

 

Parra, por su parte, cursó el programa de secundaria musical en el Conservatorio del Tolima y luego ingresó a la Sinfónica Juvenil de Colombia en Bogotá, que lo llevó a cursar el programa básico de la Universidad Nacional de Colombia, donde finalizó su pregrado y se graduó como músico cornista.

 

Además de estos estudios formales, ambos destacan el aprendizaje recibido de sus compañeros y de “grandes maestros” como parte fundamental de su formación como músicos.

 

¿Cómo es trabajar de músico en Colombia?

 

Parra considera que el panorama laboral y educativo para los músicos ha mejorado, pero que aún queda un largo camino por recorrer: “hace tres años solo contábamos con cinco orquestas grandes en todo el país y un par de bandas en las que se podía realizar un trabajo profesional”. El músico considera que hoy en día “las artes como educación no reciben el apoyo que deberían tener”, aunque destaca iniciativas como el programa gubernamental “Antioquia la más educada” en Medellín, así como distintos programas que se están llevando adelante en Bogotá, Caldas y Cundinamarca.

 

No obstante, considera que los proyectos “siguen siendo muy locales” y lamenta que no existan programas de semillero a nivel nacional: “aún se deben realizar más esfuerzos para crear nuevos espacios para los músicos que se están graduando cada semestre”, comentó el intérprete.

 

Merchán, por su lado, considera que el ambiente musical es “igual de competido que cualquier profesión” y que dedicarse a este arte “no es fácil pero hay bastantes cosas por hacer: Puedes componer tu propia música y hacer un camino largo para hacer que te conozcan, o acompañar como músico a los grupos; puedes enseñar en escuelas, universidades y dictar clases de manera particular o puedes hacer música publicitaria”. Para el baterista, la música como ocupación es mucho más valorada que en décadas anteriores. Además, destaca a las convocatorias artísticas como una opción para recibir ingresos económicos.

 

"El panorama laboral para la música es igual de competido que cualquier profesión".

 

Tanto Parra como Merchán concluyen que estar apasionado por la profesión es el ingrediente principal para convertirse en un buen músico. “Respetar la música con tiempo, dedicación, esfuerzo diario, puntualidad e inteligencia” es básico para ir por un “buen camino”, según Parra.
Para Merchán, también es necesario estar constantemente actualizado y estudiar con disciplina, ya sea en un instituto o de forma autodidacta. Por último, recomienda “oír con oídos nuevos toda la música nueva que uno escuche”, olvidar “los prejuicios frente a estilos, personas y situaciones y ver lo esencial de todo”.

 

Fuente: http://noticias.universia.net.co/cultura/noticia/2015/11/22/1133938/hoy-celebra-dia-internacional-musico.html

REDACCIÓN CENTRAL, 01 Nov. 17 / 12:02 am (ACI).- El 1 de noviembre la Iglesia Católica se llena de alegría al celebrar la Solemnidad de Todos los Santos, tanto aquellos conocidos como los desconocidos, que con su vida son ejemplo de que sí es posible llegar al cielo.

“Hoy nosotros estamos inmersos con el espíritu entre esta muchedumbre innumerable de santos, de salvados, los cuales, a partir del justo Abel, hasta el que quizá está muriendo en este momento en alguna parte del mundo, nos rodean, nos animan, y cantan todos juntos un poderoso himno de gloria”, decía San Juan Pablo II un primero de noviembre de 1980.

Esta celebración tuvo sus orígenes por el siglo IV debido a la gran cantidad de mártires en la Iglesia. Más adelante el 13 de mayo del 610 el Papa Bonifacio IV dedica el Panteón romano al culto cristiano, colocando de titulares a la Bienaventurada Madre de Dios y a todos los mártires. Es así que se les empieza a festejar en esta fecha.

Posteriormente el Papa Gregorio IV, en el siglo VII, trasladó la fiesta al 1 de noviembre, muy probablemente para contrarrestar la celebración pagana del “Samhain” o año nuevo celta (en la actualidad Halloween) que se celebra la noche del 31 de octubre.

En el 2013 el Papa Francisco, ante una gran multitud de gente, exhortó: “Dios te dice: no tengas miedo de la santidad, no tengas miedo de apuntar alto, de dejarte amar y purificar por Dios, no tengas miedo de dejarte guiar por el Espíritu Santo. Dejémonos contagiar por la santidad de Dios”.


Más información en: https://www.aciprensa.com/recursos/que-se-celebra-en-la-fiesta-de-todos-los-santos-1700/

El 21 de octubre se celebra en Colombia el Día del Promotor Social. Un promotor social se encarga de estimular la organización y todo lo que tenga que ver con los recursos humanos dentro y fuera del ambiente educativo, con la finalidad de lograr objetivos educacionales. El promotor social planifica las actividades a realizar con el grupo a tratar, de igual manera orienta, apoya y asesora a su grupo. Cada 21 de octubre en Colombia enaltecen el trabajo de los promotores sociales, quienes juegan un papel importante dentro de las comunidades que requieren ayuda, colaboración y organización.

Fuente: http://www.lhistoria.com/colombia/dia-del-promotor-social

Por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud el 19 de octubre se celebra mundialmente el día internacional de la lucha contra el cáncer de mama con el objetivo de crear conciencia y promover que cada vez más mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos.

La detección precoz a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama sigue siendo la piedra angular de la lucha contra este cáncer. Para mayor información Cáncer de mama / OMS

Fuente:FCM

Día de la Raza es el nombre con el que se denomina la fiesta del 12 de octubre en conmemoración del descubrimiento de América por el navegante Cristóbal Colón en 1492.

El Día de la Raza se celebra el 12 de octubre en la mayor parte de Hispanoamérica, en España y en Estados Unidos entre otros países. Fue creado a partir del siglo XX, inicialmente de forma espontánea y no oficial, para conmemorar, una nueva identidad cultural, producto del encuentro y fusión entre los pueblos indígenas de América y los colonizadores españoles, además de la valorización del patrimonio cultural hispanoamericano. Aunque el nombre «Día de la Raza» es el más popular en la actualidad, el nombre oficial suele variar de un país a otro. En España es el Día de la Fiesta Nacional o Día de la Hispanidad, además de la fiesta religiosa de la Virgen del Pilar. En Estados Unidos es Columbus Day o Día de Colón, el Día del Encuentro de Dos Mundos en Chile, Perú y Argentina.

Historia

La denominación fue creada por el ex ministro español Faustino Rodríguez-San Pedro, como Presidente de la Unión Ibero-Americana, que en 1913 pensó en una celebración que uniese a España e Iberoamérica, eligiendo para ello el día 12 de octubre.1​ En 1914 se celebra el 12 de octubre por primera vez como fiesta de la Raza.2​ En 1915 pasa a llamarse Día de la Raza:

Es aspiración fomentada por la Unión Ibero-Americana, y para cuya realización se propone efectuar activa propaganda en 1913, la de que se conmemore la fecha del descubrimiento de América, en forma que a la vez de homenaje a la memoria del inmortal Cristóbal Colón, sirva para exteriorizar la intimidad espiritual existente entre la Nación descubridora y civilizadora y las formadas en el suelo americano, hoy prósperos Estados.
La Unión celebró por primera vez la «Fiesta de la Raza Española» en 1914 y en 1915 se celebró como «Día de la Raza» en la Casa Argentina de Málaga, y desde 1917 el Ayuntamiento de Madrid asumió la celebración de la «Fiesta de la Raza» en la capital de España. Se transforma en fiesta nacional por ley de Alfonso XIII del 15 de junio de 1918.3​ Aunque el decreto no le da un nombre específico, la prensa y la costumbre impusieron el de Día de la Raza, «aunque no todos los que allí aplaudíamos la sustancia de la fiesta estábamos de acuerdo con el nombre con que se la designaba», en palabras del periodista argentino Ernesto Mario Barreda.4​

El nombre Día de la Hispanidad –y el propio vocablo hispanidad– fue propuesto a fines de los años 20 por Mons. Zacarías de Vizcarra (sacerdote español, residente en Buenos Aires) al periodista Ramiro de Maeztu (por entonces, embajador de España en Buenos Aires), ya que consideraba «poco feliz y algo impropia» la denominación Día de la Raza. El nuevo nombre fue paulatinamente reemplazando al antiguo en España5​ (no así en América), hasta que el 10 de enero de 1958 es oficializado por decreto de la Presidencia del Gobierno.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_de_la_Raza

Ubicación

  • Cra 7 # 15-26, Centro, Valledupar, Cesar
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.    
  • 5743168 -5898614

Suscribete a Missio





Joomla Extensions powered by Joobi

Patrocinadores

Personas Online

Hay 112 invitados y ningún miembro en línea

Template Settings

Color

For each color, the params below will be given default values
Blue Oranges Red

Body

Background Color
Text Color

Header

Background Color

Spotlight3

Background Color

Spotlight4

Background Color

Spotlight5

Background Color

Footer

Select menu
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Direction