Nacidos y renacidos del agua y del Espíritu compartimos la alegría del evangelio”

Reseña Histórica 
La santa veneración a la Bienaventurada Madre de Nuestro Señor Jesucristo, la Virgen María, en nuestra Diócesis de Valledupar es grandísima, ya que nuestros templos, en gran parte, están dedicados en sus diferentes advocaciones.
En el sector de los 450 años se ha tenido respeto, admiración y veneración por la virgen María también, en la advocación de NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE CHIQUINQUIRÁ.
La tradición nos cuenta que hace cuatro siglos don Antonio de Santana, encomendero de los pueblos de Suta y Chiquinquirá, solicitó al español Alonso de Narváez (h. 1560) que pintara una imagen de la Virgen del Rosario, para colocarla en una pequeña capilla. La pintura fue realizada sobre una tela de algodón de procedencia indígena, medía 44 pulgadas de alto por 49 de ancho, Alonso de Narváez usó colores al temple, realizó una imagen de la Virgen del Rosario con el Niño Jesús, y a los lados puso al Apóstol San Andrés y a San Antonio de Padua.


El cuadro fue ubicado en la capilla que poseía don Antonio en sus aposentos de Suta, estuvo allí durante más de una década, pero la capilla tenía el techo de paja, lo que provocó que la humedad deteriorara la pintura hasta dejarla completamente borrosa. Tras la muerte de Santana, su viuda, se trasladó a Chiquinquirá, hacia el año 1577-78. La imagen fue llevada a ese lugar, se encontraba en tan mal estado que fue abandonada en un cuarto, habitación que tiempo atrás había sido usada como oratorio.
Al comenzar el año 1586, se estableció en Chiquinquirá, una piadosa mujer, María Ramos, nacida en Sevilla (España), la señora reparó el viejo oratorio y colgó en el mejor lugar de la capilla, la deteriorada pintura de la Virgen del Rosario.


El día 26 de diciembre de 1586, María salía de la capilla, cuando pasó frente a ella una mujer indígena llamada Isabel y su pequeño hijo. En ese momento Isabel grito a María "mire, mire Señora..." Ella dirigió la mirada hacia la pintura, la imagen aparecía rodeada de vivos resplandores, prodigiosamente los colores y su brillo original habían reaparecido, los rasguños y agujeros de la tela habían desaparecido. Con tan maravilloso suceso se inició la devoción a Nuestra Señora de Chiquinquirá.
En 1792 llegó a Santafé el arquitecto capuchino Fray Domingo Buix de Petrés, a quien acudieron los Dominicos. En 1793 vino a Chiquinquirá y aceptó dirigir la obra de la construcción del actual Santuario. En enero de 1796 se inicia la obra de la actual Basílica, sin solemnidad de “primera piedra”. Había que “trabajar con una mano, y tener el arma en la otra”. El municipio abrió campaña de cerrada oposición a la Comunidad Dominicana. Como la autoridad local se parcializó, se pidió concejo en Santafé al Fiscal, Domingo Caicedo, quien se pronunció a favor de la Comunidad Dominicana. Los Dominicos iniciaron la construcción con un coraje insuperable. La obra negra terminó hacia 1813. La consagración de la Basílica tuvo lugar en 1823.

Esta Historia de nuestra Señora de Chiquinquirá, patrona de Colombia, nos muestra el entrañable amor de madre que desde el año 2003 quería hacer ver en nuestro sector de los 450 años, en la primera etapa, por medio del sacerdote José Bolívar, quien dio inicio a la celebración de la Santa Misa en casa de doña Yamile Toso Santiago, llevando siempre la intención de los fieles a la veneración de la Santa Madre de Dios, María Santísima.


A mediados del año 2004 su excelencia reverendísima Monseñor Oscar José Vélez Isaza, cmf, confía el cuidado pastoral de este sector al padre Richard Nipson Beleño, quien de manera abnegada se decidió con entereza y entrega, a celebrar la Santa Misa con ofrecimientos devotos a la Bienaventurada Virgen María, Madre del Salvador y Madre Nuestra. Sagradamente cada domingo, a las nueve de la mañana, celebraba la eucaristía en el polideportivo del colegio Consuelo Araujo Noguera de este sector. Este trabajo del padre Richard tuvo lugar hasta el año 2006, cuando es nombrado en propiedad como responsable del sector del barrio populandia y los sectores que rodeaban este vasto territorio de evangelización al Padre Rafael Antonio Amaya Amaya. El Padre Rafael Amaya, empieza su labor dominical de asistencia en la Santa Misa y demás actividades pastorales en el sector de los 450 años, de la mano con todos los miembros de comunidad que habían surgido como fruto de la evangelización del barrio populandia. Llevar sillas, cargar sonido, armar en cada uno de los sectores lo correspondiente al culto divino de la eucaristía y demás celebraciones, fue un gran trabajo que los miembros de las comunidades junto a su pastor realizaban cada domingo. (Este trabajo de organización para las celebraciones litúrgicas, se viene realizando cada domingo hasta este año en curso 2015). Viendo la necesidad de que la feligresía iba en aumento; se decide abrir un nuevo horario de la Eucaristía, éste, a las siete de la noche en la recientemente construida segunda etapa, del sector de los 450 años, hasta aquel momento. Y la eucaristía del colegio consuelo Araujo, fue pasada para una locación más apropiada en un centro recién inaugurado que lleva el nombre de: Centro de Acopio Productivo, hacia las ocho de la mañana.


Luego en el año 2008, el día 23 de Noviembre, fue ordenado sacerdote, Luis Carlos Bermúdez Quintero; a quien, dentro de tantas responsabilidades a él delegadas, fue destinada también la de conseguir el lote para la pronta construcción de un templo en el gran sector de los 450 años que ya contaba con una tercera etapa de viviendas con sus moradores. Resalto aquí también la ardua tarea del Padre Luis Carlos, que se esmeró por llevar la Palabra a cada rincón de este amplio sector.


Pensando que prontamente se vería el milagro de la Madre del Salvador en mostrar la intención de doña Iveth Huía al donar el lote (Una hectárea), y a quienes agradecemos tanto; se pasa a la tarea junto con la comunidad a buscar el nombre para consagrar la futura parroquia. Y en este orar y pedir al Señor, surge la idea que se destine a venerar el nombre de nuestra Madre, la Virgen María en la advocación de NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE CHIQUINQUIRÁ.


En el proceso de evangelización en este sector, luego, es nombrado el Padre Aldemar Ardila Duarte como párroco de Nuestra Señora de Altagracia; y, responsable de la continuidad de la evangelización; ya que el padre Luis Carlos Bermúdez, por orden del Señor Obispo, fue destinado a realizar los estudios en Roma, para ayudar de manera más personal en la formación del Seminario Juan Pablo II; esto fue a mediados del año 2013. El Padre Aldemar, continúa con las actividades y formación de este amplio y creciente sector. Se esmera por llevar la salvación a todos los rincones de las ya conocidas tres etapas de la ciudadela 450 años.
Como no destacar la ardua tarea de los seminaristas que han pasado por este sector como proceso formativo en pastoral parroquial o bien llamado en la Diócesis como año de Experiencia: Héctor Lemus, Orlando Parra, Carlos Cadena, Deimer Méndez; entre otros, que junto a los sacerdotes encargados de Nuestra señora de Altagracia, han desgastado su vida en el celo pastoral. Muchos de ellos ya se han ordenado como sacerdotes.


Dentro de esta Historia, cabe resaltar que las comunidades de las pequeñas comunidades y la comunidad de parejas que han sido formadas y que tiene su domicilio en este centro de pastoral, se han desgatado infatigablemente en la construcción de la parroquia de Altagracia y de San Pio que, antes igualmente, pertenecía al amplio sector del barrio populandia. Actividades, bazares, bingos, rifas y demás formas de recoger fondos han sido lideradas de la mano de los sacerdotes para la construcción de las parroquias antes mencionadas.


En el año 2013 hacia el mes de Diciembre, el Señor Obispo delegó al Diácono Henry Galván como encargado de este sector de los 450 años y luego de su ordenación sacerdotal en el año 2014, el 21 de junio, fue destinado como sacerdote encargado de tres grandes sectores (450 años, San Jerónimo y ciudadela comfacesar). Para Diciembre del mismo año, crea estos sectores como Centros de Pastoral y le da la responsabilidad de administrarlos al mismo Padre Henry Galván, Junto con la capellanía del Colegio Pablo VI.


Durante este Año, 2015, el Padre Henry Empieza a independizar el centro de Pastoral de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, celebrando no solo la Eucaristía dominical, sino también, diaria, en el sector de los 450 años, con gran participación de hermanos. Se celebran como tal la vida de catequesis de sacramentos, de pequeñas comunidades y de comunidades de parejas; dando forma al centro de pastoral, con identidad propia, en donde no ha sido solamente una colaboración más de las comunidades de parejas y las pequeñas comunidades eclesiales diocesanas, sino que, son éstas, el pulmón por el cual este centro de pastoral, en el Espíritu del Señor resucitado, va cobrando testimonio cada día ante la sociedad.


Cerrando este año 2015 se ha consagrado un grupo de 28 niños a la Infancia Misionera y de 7 niños que forman parte del grupo de monaguillos servidores del altar. Es una gracia grande para este centro de pastoral, el poder experimentar cómo dios tiene sus ojos puestos en este gran proceso de Evangelización.


HENRYTeléfono: 3168221344

Padre Henry Galván.

Horario de misas: Lunes a Viernes: 5:00 pm sector de la ciudadela 450 años.

Domingos: 8:00 am Centro productivo
                5: 00 pm mega parque de los 450 años, segunda etapa.

Confesiones: Lunes, martes y viernes, de 4:30 a 5:30 pm y 6:00 a 7:00 pm

Bautismos: todos los Domingos a las 5:00 pm

Preparación de padres y padrinos: los viernes a las 7:00 pm

Actividades: Reunión de infancia misionera:2 comunidades, se reúnen los días sábado, a las  4:00 pm sector de los 450 años

Formación de monaguillos: 1 comunidad, se reúnen los sábados, a las 10:00 am sector de los 450 años

Encuentro de comunidades juveniles: 1 comunidad, se reúne los Sábado, a las 4:00 pm sector de los 450 años

P. Comunidades Eclesiales: cinco comunidades, días dde reunión, sábado, miércoles y juves a las 6:30 pm

Comunidades de pareja: dos comunidades, días de reunión juves y viernes a las 7:00 pm