Oscar José Vélez Isaza, Obispo

5. Obra educativa.

La actividad educativa de la Diócesis se ha realizado durante el episcopado de Mons. Oscar José, en dos campos fundamentales: 1) Fortalecimiento de los dos colegios propios: el Colegio Diocesano Pablo VI y el Colegio Parroquial El Carmelo. Ambos colegios han superado la crisis económica y de alumnado en que se encontraban y han crecido notablemente en alumnado, hasta llegar a su tope máximo. Se ha destacado también el avance en cuanto a calidad académica y pastoral educativa. En ambos se han realizado obras materiales significativas para dignificar la tarea educativa. 2) Contratación educativa con el Estado. Desde el año 2005 la Diócesis se ha presentado al Banco de Oferentes del Municipio de Valledupar y de la Gobernación del Cesar para contratar la prestación del servicio educativo en la zona rural y de difícil acceso. Con el Municipio de Valledupar se han venido contratando anualmente un promedio de 
150 docentes para atender 4.500 estudiantes; en el año 2014 se están atendiendo 1428 estudiantes. El primer contrato con la Gobernación del Cesar fue para atender 3.500 alumnos.

En el año 2010 se atendieron aproximadamente 15.000 Alumnos y en año 2014: 9173 alumnos Estos contratos han posibilitado no sólo brindar el servicio educativo de calidad a las comunidades más necesitadas, sino también atender pastoralmente los estudiantes y las comunidades aledañas a la escuela pues se cuenta con un grupo de 26 sacerdotes que deben realizar el seguimiento educativo y pastoral a todas las escuelas atendidas. En el año 2016 se estan atendiendo 8.500 alumnos en el contarto con la Gobernación del Cesar y 1.000 alumnos en el contrato con la Alcaldía de Valledupar.

En el año 2011 la Diócesis empezó a administrar por concesión con la Alcaldía de Valledupar el Megacolegio Ricardo González en el Barrio la Nevada de Valledupar, que atiende actualmente 1.440 estudiantes. Y en el año 2015 empezó a administar por conseción con la Alcaldía de Valledupar el Megacolegio Andrés Escobar en los barrios Villa Haidi y Chiriquí en la perifería de Valledupar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *