ORDENACIONES SACERDOTALES

Éste sábado 22 de junio a las nueve de la mañana en la Catedral Ecce Homo Se realizaron las ordenaciones sacerdotales de los cuatro diáconos de nuestra diócesis de Valledupar, Breyner Jesus Rodríguez Barros, Diego Hernando González lago, Isaac Antonio Escobar Carreño y James Acuña Vanegas, quienes fueron ordenados sacerdotes por la imposición de manos de Monseñor Óscar José Vélez Isaza, en la solemne celebración eucarística de ordenación sacerdotal, en la que monseñor rodeado de todo su presbiterio y con participación de toda la iglesia peregrina en la diócesis, llevó a cabo todo el rito correspondiente; también se compartió la palabra de Dios del evangelio según San Juan 13,1-17, que narra el lavatorio de pies, la institución de la Eucaristía y del Sacerdocio.

Monseñor Oscar José, en la homilía, comparte el mensaje central de que la eucaristía es la fuente y el culmen de nuestra vida cristiana, el sacerdote recibe este poder cuando el obispo en el rito de la ordenación realiza sobre él, la imposición de las manos y la oración consecratoria, luego se enfoca en la humildad que se debe caracterizar en la actitud del servidor, del sacerdote de Cristo, hay que ir más allá de las apariencias, el lavatorio tiene que ver mucho con la encarnación y con la pasión, es una acción profética que simboliza la humillación que supone la muerte de Jesús para salvar a los demás, es la verdadera humillación del grande que se inclina ante el pequeño, luego recalca que para tener parte con Jesús, no basta solo una superficial humildad o un comportamiento generoso, si no que exige entrar en la oblación divina de Jesús, toda la existencia de Jesús se encuentra recapitulada en la escena del lavatorio, el eterno se ha humillado poniéndose de rodillas ante los pies del pecador, quien se sienta llamado a participar de la misión del redentor, tiene que estar dispuesto a asumir esta forma de ser. No hay verdadera humildad más que en la participación de la humildad de Dios, que se nos revela en Cristo obediente y humillado hasta la muerte y muerte en Cruz y que ha prolongado históricamente su humillación quedándose en un pedazo de pan y en un poco de vino, se necesitan muchas humillaciones para conseguir un poco de humildad nos dice nuestro obispo Oscar José Vélez isaza, en el transcurso de su homilía, centrándose en el presente evangelio según San Juan, prosigue diciendo que un verdadero encuentro con Dios destruye todo orgullo, toda soberbia o prepotencia, toda verdadera experiencia de Dios revela al hombre sus límites, su pecado, su pobreza radical.

Antes de la consagración sacerdotal los entonces diáconos fueron invitados por monseñor a postrarse en el suelo, como signo de pobreza y de su pecado, la aceptación de las humillaciones para poder ser realmente humildes y anonadarse con Cristo en la entrega de si a los hermanos, significada en el cuerpo y la sangre que hoy por primera vez consagrarán, palabras de monseñor Oscar José Vélez isaza en la eucaristía de consagración sacerdotal este 22 de junio.
La oración consacratoria e imposición de manos fueron el signo central de la ordenación presbiteral, con este gesto de invocación por parte de la iglesia que pide el espíritu santo para que descienda sobre el elegido, es enviado a la comunidad para que la presida, la apaciente con la doctrina y la santifique con los sacramentos.
En primer lugar impuso la manos el señor obispo y después todo el presbiterio.

Luego fueron revestidos con los ornamentos propios de quien ejerce el ministerio sacerdotal, la estola que significa la autoridad del sacerdote y la casulla que simboliza el yugo del señor, después el obispo ungió las manos de cada uno de los nuevos presbíteros para consagrarlas a la santificación de las almas y a la ofrenda del sacrificio de Cristo, estos reciben en manos del señor obispo el vino y el pan, que serán luego el cuerpo y la sangre de nuestro señor Jesucristo para que este sacramento admirable conmemoren el misterio Pascual de Cristo, ofrecido a todos los hombres.

Finalmente, el obispo realiza el signo de acogida hacia los nuevos sacerdotes, junto con todo el presbiterio.
La diócesis de Valledupar felicita y acoge a los nuevos sacerdotes Breyner Jesús Rodríguez Barros, Diego Hernando González lago, Isaac Antonio Escobar Carreño y James Acuña Vanegas, para la honra y gloria de Dios sacerdotes eternos de Cristo, la bendición y la gracia de Dios los acompañe siempre.

NOMBRAMIENTOS Y MOVIMIENTOS

  1. PBRO. HAROLD YESID PALLARES MORENO
    Enviado a Roma a estudio y formación en Teología Moral.
  2. PBRO. JORGE LUIS BALCÁZAR CALDERÓN
    Vicerrector del Seminario Diocesano Juan Pablo II, encargado de la
    Pastoral Vocacional.
  3. PBRO. ERIC JULIO MORRIS HERRERA
    Párroco en la Parroquia Santa Rita de Casia de Distracción.
  4. PBRO. ADRIÁN JOSÉ BRITO BRACHO
    Párroco en la Parroquia San Rafael Arcángel de Valledupar y
    Capellán del Hospital.
  5. PBRO. BREYNER JESÚS RODRÍGUEZ BARROS
    Vicario Cooperador en la Parroquia San Miguel Arcángel de la Jagua
    de Ibirico y responsable del Centro Pastoral Nuestra Señora de
    Guadalupe.
  6. PBRO. DIEGO HERNANDO GONZÁLEZ LAGO
    Vicario Cooperador en la Parroquia San Agustín de Fonseca.
  7. PBRO. JAMES ACUÑA VANEGAS
    Vicario Cooperador en la Parroquia La Santa Cruz de Urumita y
    responsable del Centro Pastoral de la Jagua del Pilar.
  8. PBRO. ISAAC ANTONIO ESCOBAR CARREÑO
    Vicario Cooperado en la Parroquia La Inmaculada Concepción, y en el
    Tribunal Eclesiástico.
  9. PBRO. MIGUEL ÁNGEL DURÁN AGUILAR
    Itinerante del Camino Neocatecumenal en Armenia.
  10. PBRO. NILSON CAMACHO GUERRA
    Éxitos en la nueva misión que emprende.

por: Wendy Salinas/Periodista – Fotografías: Yefferson Cantillo

You May Also Like

Eucaristía del Novenario de Monseñor José Agustín Valbuena Jáuregui

Exequias de José Agustín Valbuena Jáuregui

SOLEMNE MISA CRISMAL

VIACRUCIS DIÓCESANO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *