Dieciséis aspirantes a Diáconos Permanentes recibieron los Ministerios de Lectorado y Acolitado

Dieciséis caballeros peternecientes a la Escuela de Diaconado Permanente de San José de nuestra Diócesis –Carlos Alberto González Quintero, Carlos Roberto Burgos Cancino, Fredis de Jesús Duarte, Yelis Lengua Vanegas, Carlos Arturo de la Rosa Cantillo, Nefer Graciano Blanchar Solano, Ramón del Carmen Gerardino Navarro, Luvieth Castillejo Campo, Jaime Daniel Ramírez Domínguez, Albert Ariza Castro, Pedro Nel Martínez Pumarejo, Sergio Iván Rangel Clavijo, William Julio Quintero, Eder de Jesús Vega Vega, Manuel de Jesús Arenas Mendoza, Richard Xavier López- recibieron ayer domingo  los ministerios de Lectorado y Acolitado que fueron instituidos por el señor obispo de Valledupar, Mons. Oscar José Vélez Isaza.

La institución tuvo lugar en el transcurso de una eucaristía de 11:00 a.m. celebrada en la parroquia Catedral Ecce Homo y que estuvo presidida por Monseñor Oscar y concelebrada por varios sacerdotes, de nuestra diócesis. Estos ministerios son la actualización de las antiguas “órdenes menores” que recibían los candidatos a las órdenes sagradas. De este modo, el papa Pablo VI escribió el motu proprio Ministeria quaedam, por el que se adaptó las “órdenes menores”, llamándolas acolitado y lectorado. Además, la colación dejó de llamarse “ordenación”, pasando a ser denominada “institución”.

MINISTERIOS DE LECTORES Y ACÓLITOS

El ministerio de lectores es un servicio a la Palabra de Dios y consiste en proclamar la Sagrada Escritura en la asamblea litúrgica, a excepción del Evangelio que se reserva al Orden Sagrado. También dirigen el canto y la participación de la asamblea litúrgica, instruyendo a los que van a recibir los sacramentos y  a los que ocasionalmente hayan de proclamar la Palabra de Dios en la liturgia. Este ministerio exige aspirar constantemente a seguir los pasos de Jesucristo, como auténticos discípulos suyos, y meditar asiduamente la Sagrada Escritura para conocerla mejor.

El ministerio de acólitos es un servicio al altar y consiste en ayudar a los diáconos y presbíteros en la acción litúrgica, principalmente en la Eucaristía, y en instruir a los fieles que eventualmente ayudan en la liturgia. También son ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión en las celebraciones y en la distribución de la misma a los enfermos en sus casas, hospitales o residencias de ancianos. También pueden exponer el Santísimo Sacramento de la Eucaristía para su adoración pública, excluyendo la bendición con el mismo. Este ministerio exige ofrecerse diariamente a Dios en la oración y en la acción ordinaria, y estar cerca del Pueblo de Dios, especialmente de los necesitados, también de los jóvenes y ancianos. Por supuesto, el acolitado requiere una especial sensibilidad litúrgica.

You May Also Like

Dos nuevos sacerdotes y un diácono al servicio de la Comunidad Vallenata.

Jornada Diocesana de la Juventud 2022.

Consagrados 176 nuevos Ministros Extraordinarios de la Comunión.

Encuentro Diocesano con periodistas de Valledupar y la Guajira.

2 thoughts on “Dieciséis aspirantes a Diáconos Permanentes recibieron los Ministerios de Lectorado y Acolitado”

  1. Quiero conocer mas sobre los requisitos estudios que se necesita para ser diácono permanente pues me gustaría ser un Diacono Permanente

    1. Buen día Sr Jorge Mario.
      Acerca de los requisitos que se necesitan para ser diácono permanente favor acercarse a la parroquia más cercana a su residencia y el párroco será quien le brinde las condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.