Fueron ordenados tres nuevos ministros para el servicio de la Iglesia

En el epicentro de nuestra Iglesia Diocesana, fueron hoy ordenados tres nuevos presbíteros para la Iglesia Universal, se trata de los ahora sacerdotes Deimer Méndez, Jhon Ángel Villareal y Gabriel Roja, jóvenes ilustres que hoy recibieron por imposición de manos y oración consecratoria el sacramento del orden sacerdotal.

La solemne celebración estuvo presidida por Monseñor Óscar José Vélez Isaza, quien, durante su homilía invitó a los neopresbíteros a llevar una vida acética a ejemplo de San Juan Bautista, hoy mencionado en el Evangelio “El desierto es el lugar del encuentro del hombre consigo mismo, con lo que Dios quiere de él, pero también es el lugar para reencontrar tantas veces el camino que se había perdido. ¡Nadie ha sido llamado por sus méritos, sino por pura gracia!” Señaló el alto prelado de la Iglesia.

Finalizada la homilía, se prosiguió con el rito de la ordenación que inició con la imposición de manos del señor Obispo, sobre la cabeza de los nuevos sacerdotes, quienes recibieron desde ese momento la gracia de ser consagrados sacerdotes para la eternidad. Posterior a esto el clero diocesano impuso también sus manos sobre sus nuevos hermanos, en un momento de abundante alegría.

Paso siguiente, los padrinos de ordenación de los sacerdotes les impusieron los ornamentos litúrgicos propios de los presbíteros como lo es la estola, símbolo del poder y autoridad sacerdotal, insignia por excelencia de la dignidad sacerdotal, por encima de ésta les fue impuesta la casulla, símbolo de la caridad, que cubre todos los pecados y por apoyarse sobre los hombros, el suave yugo del Señor.

Precisamente, este fue uno de los momentos más conmovedores, ya que, rodaron lágrimas de alegría por los rostros tanto de los neopresbíteros, como de sus familiares presentes en la asamblea. El rito de la ordenación concluyó con la unción de las manos de los neopresbíteros con el Santo Crisma y la entrega de los vasos sagrados.

Nos unimos en oración al Señor, para darle gracias por la entrega de estos nuevos ministros para la Iglesia de Valledupar y pedimos al Altísimo, que les conceda la gracia de ejercer el ministerio concedido según el Orden de Melquisedec.

You May Also Like

Disponible: Novena de Navidad 2020

Banco de Alimentos en la búsqueda de corazones solidarios

Con gran alegría fue celebrado el cumpleaños de nuestro Obispo

Periódico Missio Octubre de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *